Según Cristina García Yubero, adjunta de Farmacia del Hospital Infanta Sofía de Madrid.

Las dosis de medicación en los niños no es la misma que en adultos. Requieren cantidades muy pequeñas que deben ajustarse con sumo cuidado, un trabajo que hoy en día está muy sistematizado en los hospitales. Sin embargo, un grupo de expertos advierte que "preparar estas cantidades tan reducidas con las jeringas actualmente disponibles puede conllevar serios errores de medida y posibles efectos adversos".
Los sedantes, por ejemplo, "podrían ocasionar una somnolencia importante, depresión respiratoria, coma... Todo depende de la gravedad del error", señala Cristina García Yubero, adjunta de Farmacia del Hospital Infanta Sofía de Madrid.


Niños que pagan los errores en las dosis |   | elmundo.es

Comentarios

Entradas populares