Derrochando alegría en este feliz día... la vida me acaba de regalar un año más ... ¡hoy cumplo 50!




En silencio y de puntillas toda mi vida he pasado,
y todo seguirá igual, porque así me lo he propuesto,
respetando a los demás, y seguir en mi camino,
destancando mi humildad.

Me gusta quereros mucho, si, quereros a rabiar,
estar siempre disponible y ayudar a los demás.

Sincera y transparente por la vida yo camino,
y poco a poco, con el tiempo, encontrando a mis amigos,
aquellos que me arropáis, en los días de más frío,
en mi corazón os tengo, y jamás os olvidaré,
a quien con sus sabias palabras me hizo mucho bien.

Como buena salmantina, agradecida seré,
repartiré mi cariño, que eso se me da muy bien,
escucharé tus miedos, cuando ingresado estés,
contigo conversaré, y calidad asistencial siempre te daré.

Cada uno da lo que tiene, no lo puedo remediar,
si me quito de mi tiempo para darlo a los demás.

Te mereces mi cariño,
yo te doy mi lealtad,
y cada día voy contenta,
a "MI QUERIDO HOSPITAL".

En el día de mi cincuenta cumpleaños le dedico este poema al HOSPITAL UNIVERSITARIO INFANTA SOFÍA, "MI QUERIDO HOSPITAL"... y a mis queridas compañeras. Un abrazo.

Comentarios

  1. precioso poema intimista, Victoria¡¡¡¡ no comparto tu idea de que "por esta vida has pasado de puntillas"; al contrario, te dejas ver, querer y sentir por cómo eres. Felicidades de nuevo¡ un besazo muy gordo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Soraya pero tu sabes de mi timidez..., pero me gusta como soy, y no pienso cambiar, los sentimientos y mi corazón manda y no es pecado tener pasión por mi trabajo, por "Mi Querido Hospital, por mi tierra salmantina, siempre estaré orgullosa de lo que amo, protejo y deseo lo mejor.
    Muchas gracias por tus felicitaciones y otro beso para ti rellenito de armonía y relajación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares