Carta coraje que envía a su padre un joven médico donde refleja el sentimiento que le produce esta crisis sanitaria.






Cartas a mi padre: ¡España enferma!
Querido padre:
Nunca pensé que en mi cabeza hubiera cabida para la desazón y el desánimo al hablar de mi carrera. Sé que en tu juventud soñaste alguna vez con ser médico y que por las circunstancias que te tocó vivir, o más bien sobrevivir, no pudiste llevarlo a cabo, apostando igualmente por una vida de servicio y deberes, más que por una de derechos y gratificaciones. Quién te iba a decir que, medio siglo más tarde, tu vástago iba a contagiarse de la más adictiva de las vocaciones, una profesión tan agridulce que me acompañará irremediablemente hasta el fin de mi vida consciente y apostaría que, sin el menor atisbo de duda, aún más allá.
Recuerdo, padre, todos los sacrificios que bien sabes que se remontan a mi infancia tardía, pasando por la más indómita de las adolescencias, de tantas lecciones impartidas y compartidas a la vuelta de tu trabajo, de superar una selectividad elitista, seis años de carrera que se antojaron caprichosamente largos cuando veía a mi alrededor a los compañeros de instituto ganar dinero y hacer planes en los cuales no podía ser partícipe por falta de tiempo o de fondos, a pesar de la paga que con tanta disposición me ofrecíais con tal de que me diera un poco el aire al salir de debajo de toneladas de libros, de jornadas de clases de más de 12 horas…vi pasar el lustro más uno, y todo lo pasado se desdibuja en la más efímera de las banalidades cuando hice frente al vilipendiado MIR (Aún no me explico cómo tantos miles de personas llegamos con fuerzas para presentarnos a aquel examen y superarlo…no me extraña que alguno lo hiciera vistiendo la camiseta de Superman; creo que es lo más parecido a la sensación que debe tener un ñu al cruzar entre cocodrilos el río MARA que, dicho sea de paso, tiene un nombre bastante similar); y superado ese escollo, vuelta a empezar, durante otros cuatro años de residencia o, más bien, de resistencia.
Recuerdo mis rotaciones en la urgencia, donde mi desayuno se acompañaba de un ibuprofeno y un paracetamol tomados a modo de cóctel, ya que durante las próximas siete horas, cualquier otra actividad que no fuera atender pacientes constituía un mero espejismo. Así día tras día, semana tras semana, intercalando guardias de 24 horas atendiendo más de setenta urgencias diarias y una media de doce partos, comiendo un bocadillo a la hora de la cena y cenando cualquier cosa a cualquier hora comprendida entre las nueve de la noche y las nueve de la mañana del día siguiente)…Me sorprende que aún me queden ganas de sonreír cuando recuerdo en mi primera guardia a las cuatro de la madrugada y, atendiendo a una paciente, miré a la auxiliar que me acompañaba y le dije: "¿cómo es posible aguantar así toda la noche?". Después de un mínimo de cinco guardias mensuales y la jornada laboral diaria de siete horas, prorrogables en muchas ocasiones más allá para asistir algún parto o preparar alguna sesión durante años, sigo sin tener respuesta…ignoro el cómo pero, lo cierto es que, sé que se puede.
Y finalizados los cuatros años tras haber aprobado el MIR, mi destino fue buscarme la vida, como gato panza arriba, y tras más de diez años de contratos eventuales aquí sigo, viviendo más para el trabajo que trabajando para vivir.
Padre, ¿cómo es posible que después de todo lo vivido, de comunicar a cientos de pacientes que tienen un cáncer; de ver derrumbarse a docenas de parejas al anunciarles que el bebé que llevan esperando ilusionados durante meses a que nazca, tiene una anomalía incompatible con la vida, o simplemente que ha dejado de moverse porque el corazón ya no late pero aún así deben parirlo, de hacerles entender que no es culpa de nadie, que esas cosas pasan aunque uno siempre piensa que no le va a ocurrir a él; de la imposibilidad de olvidar caras, nombres y voces de pacientes que has diagnosticado y que tras meses o años de lucha, la enfermedad les ha vencido; cómo es posible que sea ahora cuando me siento más derrotado?
Lo más curioso, padre, es que tras estudiar tratados y tratados de patología de toda índole y esfera, durante todos mis años de formación, ningún libro me enseñara a curar un país, porque lo cierto es que quien está enferma es España, el mayor paciente impaciente, quien padece una dolencia que sesga un estado de bienestar que tantos años ha llevado construir, y se ha empezado a cobrar vidas de forma directa o indirecta.
España enferma, no hay ninguna duda, porque cuando uno se para a pensar que quien toma las decisiones en la Sanidad española no es médico, ni enfermera, ni auxiliar, ni siquiera ha empujado una camilla de un paciente infartado, amputado, apuñalado o abortando; que a su vez, éste es asesorado por unos consejeros que carecen de formación y un día aconsejan sobre Sanidad y al día siguiente aconsejan sobre transportes, que de nuevo a su vez, éstos tienen unos cuantos viceconsejeros que, por no saber más que el aconsejado, tampoco tienen la más remota idea de auscultar, hacer una cura o poner una cuña.
Cómo es posible que sigan pasando los días y nadie despliegue algo de cordura entre tanta sinrazón. España está enferma, y por sus heridas se pierden millones de euros, millones de ilusiones y proyectos…pero de verdad es tan difícil entender que: "si dispones de una cantidad de caramelos, o manzanas, o peras, (el ejemplo que queráis que os recuerde a los problemas que se resolvían en el colegio), si le entregas esa misma cantidad de X a Ignacio, e Ignacio a su vez se lo entrega a Antonio, y este a su vez lo reparte entre sus amigas, Sofía, Leonor y Cristina, el valor de X será el mismo que tendremos al final y que, sin embargo, si Ignacio entrega X caramelos a Antonio, y éste, en vez de dárselas a Sofía, Leonor y Cristina directamente, se las da a Víctor para que las reparta, pero éste se come antes dos, habrá menos caramelos al final para repartir. ¿Hay alguien que no lo entienda? A ver, Javier, tú que eres de letras y quizás te cueste más entenderlo, ¿tienes alguna duda?".
Porque lo cierto es que la gerencia de todos los Hospitales de nuestra región son puestos que dependen directamente de la Comunidad de Madrid, que no los eligen los médicos, ni las enfermeras, ni las auxiliares, ni el personal de limpieza; tan cierto como que los hospitales que ahora desean "externalizarse" ya están dotados con un personal por debajo de lo que se requiere para funcionar con ciertas garantías, y que los médicos en España tenemos sueldos que harían sonrojarse a cualquier otro profesional de cualquier otro país del llamado desacertadamente primer mundo.
Para quien no lo sepa, la enfermedad nunca produce ni producirá dinero, cuando se destruye una infección, cuando se extirpa un tumor, o cuando se mitiga un dolor, no salen billetes del culo de nadie, la salud cuesta dinero, y quien no lo entienda así, se equivoca.
Yo no quiero que parte de mis impuestos se conviertan en beneficios para otros, no quiero que me obliguen a renunciar a un determinado tratamiento o prueba diagnóstica si sé que su carencia puede acabar con la vida de una persona, no puedo asumir ver el doble de pacientes cuando actualmente ya veo por encima de mis capacidades porque, cuando atiendes en un bar, cuando juzgas desde un estrado, cuando cocinas para cien en vez de para cincuenta, las consecuencias son que se tardará una hora más en servir las cervezas, se acumularán las carpetas de casos pendientes durante meses, que echarás azúcar en vez de sal, o se te pegará el arroz al fondo…pero cuando tu bandeja son camillas que transportan pacientes, cuando tus carpetas son historiales médicos de años de evolución, cuando tu sal y tu azúcar se transforman en drogas capaces de salvar o de arrancar una vida si no las prescribes a la dosis adecuada, y en el momento acertado, sólo en ese momento, te das cuenta de que la vida no es un juego, así que ningún político puede decirme lo que debo o no debo hacer, por la sencilla razón de que no tienen ni puta idea de medicina.
Ningún médico es responsable de la construcción de nuevos hospitales o de centros de salud que han quedado a medio vestir, desnudando previamente los ya existentes, o incluso quedando a medio construir, aumentando así de forma exponencial el gasto sanitario; sin embargo, ningún médico pone en duda que hay que ahorrar más que nunca para intentar solventar una situación en la que nos vemos todos sumidos y no precisamente por culpa de la existencia de enfermedades curables o incurables…y sabiendo esto, ¿cómo es posible que nadie pregunte a los médicos qué se puede hacer para ahorrar? ¿necesitan consejeros? Pues los tienen a miles deseando aportar sus ideas, todos los médicos que trabajamos día a día viendo pacientes, que conocemos la realidad de la sanidad, y esto es lo mejor, DAMOS LOS CONSEJOS GRATIS sin abandonar nuestras otras obligaciones asistenciales.
Y vemos perplejos como reconocen los políticos que son auténticos "discapacitados", citando literalmente del diccionario de la Real Academia de la Lengua: "…Dicho de una persona: Que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas
consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas…"; incapaces de gestionar la sanidad siendo una consejería de Sanidad, entregan su carta de rendición y capacidad de gerencia a otros que recogen el testigo pletóricos de alegría porque ven un negocio claro al tomar el control de los centros "externalizados". Lo cierto es que cuando uno lo escribe, más cara de incredulidad se le queda.
No protestamos porque nuestras guardias no cuenten como jornada laboral y sin embargo nos descuenten "el diezmo" sin posibilidad de apelar, no protestamos porque nos bajen el sueldo de forma continuada, no protestamos porque nuestros contratos siguen siendo eventuales después de más de diez años trabajando para la misma empresa, no protestamos porque no tengamos un descanso a media mañana para vaciar una vejiga cada vez más acostumbrada a no quejarse, a que alguien nos sustituya a las tres de la tarde cuando aún quedan pacientes por ver porque has tenido que dar varias malas noticias y has dejado llorar a la familia, y les has dado consuelo y ánimo en la consulta y no en el pasillo para no perder el tiempo, no ponemos el grito en el cielo cuando no respetan las doce horas de descanso mínimo que debe existir entre jornada laboral de tarde y de mañana como marca el Estatuto de los Trabajadores, y sin embargo será por algo que nos hemos levantado todos los médicos ante esta afrenta al sentido común. Señores, resulta que en la privada, tanto de "gestión externalizada" como en la privada de sociedades, los médicos ganan más dinero que en la pública, que no es por ganar más trabajando menos, a ver si se enteran, que si hubiera querido ganar dinero nunca me hubiera hecho médico, sino que me hubiera afiliado a las listas de cualquier partido político y ni carrera me hubiera hecho falta estudiar. Es más, hasta me pondrían un traductor
"que me falase na lingua da miña terra" por si me supusiera un esfuerzo hablar el español-castellano.
Qué lástima que los políticos sean incapaces de entender que la función de la representación de los demás es un acto vocacional y no uno vacacional…recuerdo un episodio que llegó a mis manos que narraba como en el país de los ratones gobernaban los gatos negros y se alternaban en el poder con los gatos blancos…si somos ratones necesitamos que nos gobiernen ratones, pero ratones preparados con una predisposición a servir más que a ser servidos, a dar más que a recibir, a sacrificarse los primeros antes de ver como todo el pueblo sucumbe ante su despotismo…¿existen estas personas entre la clase política? ¿es tan difícil elegir a los más preparados para gobernar entre el total de constituyentes? Médicos a Sanidad, profesores a Educación, investigadores a Investigación y desarrollo, un ingeniero a Industria, o un juez a Justicia…¿de veras estoy diciendo algo tan inconcebible?
Hace ya muchos años, me decías entre risas que yo iba para político por mi capacidad de convencer, en ocasiones más por insistencia que por el peso de los argumentos esgrimidos y, sin embargo, en estos últimos meses, por más testimonios y perseverancia que vuelco en mis intentos de transmitirte la inmensa repercusión de los cambios que pretenden implantar en la Sanidad, mis esfuerzos resultan estériles. Me siento como quién denuncia una conspiración que resulta tan inverosímil de creer que es tomado por un orate.
Me pediste una vez que no callara si algo no era justo; pues bien, ya que mi voz y la de miles de personas las consiguen acallar con "un silencio administrativo" más que frustrante, (aunque peor aún es cuando rompen ese silencio para hablar de medicina sin tener ni idea de lo que dicen) manipulando unos medios de comunicación y a unos periodistas que nada tienen que envidiar a los que tantas veces se han criticado de otros países con más que dudosas democracias, (vergüenza debería darles por no contrastar ningún tipo de información, porque no son periodistas, son una ridícula mezcla de un vendedor de teletienda y un patético amago de showman), dejo mi palabra escrita, para que quien quiera leerla, que así sea, quien quiera criticarla esté en su derecho, y quien quiera hacerla suya, emulando al cartero de Pablo Neruda, "las palabras no son de quien las escribe si no de quien las necesita".
Un beso y un fuerte abrazo, padre, de tu hijo que te quiere.

Comentarios

  1. Me llegan hondo sus palabras... animo! a seguir en pie de lucha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haremos. Muchas gracias por visitar mi blog y dejar tu mensaje. Me alegro que te haya llegado y gracias por tus ánimos. Un abrazo entrañable Victoria.

      Eliminar
    2. Anónimo9/1/13 0:33

      Enhorabuena, has dicho toda la verdad, Algún dia la historia te lo agradecerá

      Eliminar
    3. Gracias por tu visita. Me alegro que te haya gustado el post . Te invito a que sigas el blog, y que te siga gustando.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy buena.
    FELICIDADES de este que por su edad te respeta y también se considera tu padre.
    ABRAZOS chaval.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus felicitaciones Makistakis y por tu visita. Lo haré llegar al autor de la carta que como muy bien nos lo cuenta ¡España enferma! y es una pena con lo saludable que nos gusta tenerla, los sanitarios queremos curarla pero... ¿nos dejarán...????
      Un abrazo entrañable Victoria. Administradora del blog.

      Eliminar
  3. A mi corto entender, porque no tengo carrera alguna terminada y soy una de tantas personas que ha trabajado toda su vida, a la que los gobernantes del país han decidido que por su edad 53 años ya no tengo derecho a seguir trabajando, sólo a cobrar una ayuda de 426 euros hasta que me jubile (y debo sentirme afortunada por tener cotizado los años que se necesitaban para ello, ya que desde los 10 años hasta los 51 nunca dejé de trabajar y sólo conseguí 18 años de cotización). Toda mi familia está en paro y sólo con mi ayuda debo hacer magia para que podamos pagar una hipoteca, la luz, la comunidad...,es decir, los gastos más básicos y podernos llevar algo a la boca. A pesar de ello nos dicen que dicha ayuda nos la están dando a los vagos, que nos conformamos y por eso no buscamos trabajo. Soy ama de casa sí, pero lo he sido siempre desde hace más de 30 años, para mí, mi marido y mis 4 hijos. He trabajado fuera y dentro de casa, y nunca me he quejado. Hemos tenido poco pero sin importarnos porque teníamos lo que necesitábamos. Eso al Gobierno no le importa. Estoy completamente de acuerdo con la carta de este médico, que puede ser la carta de cualquier persona dedicada a su vocación, a su trabajo, a su familia. Cualquier persona que decida ser feliz con lo que tiene, y que a pesar de todo lleguen algunos (desde su posición regalada) y decidan por el resto sin darse cuenta, o intencionadamente, que están allí arriba por una simple razón deben representar al pueblo soberano y no erigirse en los supremos soberanos porque se les antoje golosa la posición. España está enferma sí, y la mayoría de los españoles estamos enfermando a marchas agigantadas, por este virus que nos afecta y nos infecta. ¿Cómo parar a una pandilla de egoístas, ególatras, insensibles... y estúpidos? Alguien debería buscar un antídoto contra tamaño veneno. Como dicen, ellos tienen la sartén por el mango...confío en que ese mango se desprenda por el peso que los demás ejercemos... nada es irrompible por mucho que quieran creérselo algunos.
    Que la suerte nos acompañe, tenéis todo mi apoyo. Saludos de una simple ama de casa, sin oficio ni beneficio pero con un incansable espíritu luchador por lo que es justo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y tu visita a mi blog.
      Siento muchísimo tu situación y te deseo lo mejor para el 2013, es una pena como se está priorizando el lucro en vez de ayudar a mantener buena calidad de vida y el estado del bienestar que hemos conseguido y que tanto lucharon nuestros padres.
      También sufriendo por nuestros hijos que no se merecen esta herencia que le dejamos, le tocará emigrar y labrarse el futuro en otro país.
      Gracias por tu apoyo, nosotros también tenemos coraje y espíritu luchador por lo que es justo.
      Un abrazo entrañable.

      Eliminar
  4. Anónimo7/1/13 22:31

    Me ha gustado mucho la sensatez y la claridad con la que explica el problema que actualmente tienen en Madrid, pero que puede ir exportándose a otras autonomías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también opino como Ud. que se exportará a otras autonomías.
      Debemos luchar para parar este atropello, y darnos por satisfechos de haberlo intentado con todas nuestras ganas, y con todas nuestras fuerzas y con la cabeza bien alta, decirle a nuestros hijos que no sería porque no lo intentamos.
      Gracias por su visita y su opinión.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Ole, ole y ole! Con un par! Una celadora, eventual que empuja camillas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María José, gracias por tu visita. Ahora ya tienes otro blog para seguir. Me alegro que te haya gustado el artículo.
      Me alegra que tengas un trabajo y que lo disfrutes con alegría. Seguro que eres muy humana y en los traslados a los pacientes por los pasillos del hospital los harás muy felices.
      Besos.

      Eliminar
  6. Enhorabuena por tu carta, has retratado la pura realidad.Me gustaría que los políticos que nos gobiernan tuvieran las ideas tan claras.Me ha encantado tu reflexión. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por visitar mi blog.
      Saludos Julia espero volver a verte por aquí.

      Eliminar
  7. Excelente. Efectivamente España está enferma, enferma de corrupción e ignorancia. Los ciudadanos seguiremos luchando por nuestra dignidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haremos M. Jesús seguiremos defendiendo y luchando por todo lo que creamos que nos corresponde, están pisoteando nuestra dignidad como personas.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Anónimo9/1/13 7:10

    Enhorabuena, me han encantado tus palabras. Yo te escribo desde almansa, castilla la mancha, aqui la cospedal pretende hacer como en madrid, la pena es que no tenemos una unión como vosotros la teneis. Me da una autentica envidia cada vez que veo la marea blanca de madrid. Seguir adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Es cierto que hay mucha unión en la Comunidad de Madrid, y que además somos muchos, nos apoyan muchos colectivos en la marea y nos sentimos con todo el derecho de así dejarlo claro y patente. Hay muchos actos a diario a la puerta de los hospitales que no salen en la tele, y los pacientes acuden a todos los que programamos.
      Ellos se dan cuenta que no solo a corto plazo sino que ha largo plazo se pierden derechos y no nos podemos quedar cruzados de brazos.
      Seguro que en Castilla la Mancha tenéis los mismos objetivos, hay que contárselo a los pacientes para que lo entiendan y te apoyen.
      Es duro que estos políticos no nos representan, y encima ni les hemos votado ...
      Bueno saludos, mucha paz y mucha salud para años venideros que falta nos va a hacer.

      Eliminar
  9. Me ha impresionado tu claridad de criterio, no cabe duda alguna de que el enfermo es el país, afectado por un cancer producido por esa pléyade de politicos de profesión -que no de servicio- y que manejan nuestros dineros sin saber que es lo que tienen que hacer con ellos ni como distribuirlo en bien de la sociedad que los ha votado, no es posible que tome decisiones en sanidad, o en cualquier otro ambito, quien desconoce los entresijos de ese mundo o quien se sirve de su cargo político para obtener prebendas o tratos de favor que los hace pasar por delante de las listas deespera que su incompetencia ha ido creando. La sanidad es un derecho que reconoce la, tan cacareada ultimamente, Carta Magna (Constitución) y se nos está escamoteando en aras de un clima de caos y destrucción que nos está consumiendo...
    Por eso me anima que jovenes profesionales como vosotros aún tenga inquietudes y conciencia de que que esto es aún gobernable, algún día, cuando redescubramos la luz veremos que aún es posible hacer alguna cosa por este pais, esperemos que entonces, los que hoy nos desgobiernan estén lejos y que hayamos sido lo suficientemente inteligentes para evitar tentaciones similares en los nuevos gobernantes.
    Un saludo y mucho ánimo en esa lucha que no ha hecho más que comenzar...!!!

    ResponderEliminar
  10. Tu comentario de gran motivación y agradecimiento por todos los médicos que con tesón, vocación y coraje defienden la calidad asistencial. Mañana seremos pacientes y nos merecemos lo que tanto nuestros padres como nuestros abuelos han luchado y han conseguido.
    ¡Que no nos lo quite nadie la gestión de lo que más queremos, nuestra vocación!
    José como bien dice quién mejor puede gestionar son los que saben de los entresijos del oficio, son los médicos quienes mejor lo hacen y lo harán siempre.
    Un abrazo entrañable de la autora del blog. Victoria.

    ResponderEliminar
  11. La carta a su padre tiene una intensidad, profundidad y vocacional que la he leído y reeleido varias veces porque es de un valor importante y no quiero perder ningún detalle.
    La Medicina se estudia pero, la vocación es inherente al Ser Médico y eso es para toda la vida y cada dia de la misma.
    Con respecto a la enfermedad de nuestra España, tiene un problema serio porque ha sido explorada, diagnosticada y tratada por personas que no saben nada de salud, sanidad y su gestionar.
    Mis mas sinceras felicitaciones y cariñoso agradecimiento por compartir tus reflexiones llenas de sabiduría y vocación.
    Es un honor ser uno mas de tus colegas.
    Lola Alonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola muchas gracias por tu visita y comentario.
      Tienes toda la razón es una carta entrañable escrita con el corazón que nos vale para reflexionar y poner en valor a todos los trabajadores y especialmente a los que trabajamos cada día con entusiasmo y ponemos todo nuestro coraje y empeño en dar una calidad asistencial de calidad.
      Damos todo, y el servicio de entrega es vocacional, pasarán los años pero sigo pensando que cada día me gusta más mi trabajo y estoy dispuesta en cada ocasión para disfrutarlo.
      Es triste que quién nos gestione no sea sanitario, no puede percibir las necesidades, ni entiende de los pormenores de nuestro cada día.
      Me alegro que le haya gustado y lo haya disfrutado y vuelva a visitar el blog.
      Saludos especiales.

      Eliminar
  12. Victoria llevas toda la razón en lo que dices, pero lo que me sorprende dada tu capacidad de reflexión, es que te extrañe lo que está ocurriendo en este Pais (y añadiria en todo el planeta).
    Y el problema de la sanidad, que por cierto lo he vivido, padecido y luchado junto a vosotr@s en el Infanta Sofia, no difiere mucho de lo que ocurre con la Educación, el paro, pensiones,desahucios, reforma laboral, Justicia, etc., etc.
    Estoy plenamente convencido, y esto es filosofia política que el sistema actual impide a la gran mayoria de la población tener sus necesidades cubiertas y puede ejercer sus derechos a la democracia participativa y a los medios de comunicación. Mientras tanto los pocos capitalistas cada día son más ricos, sin importarles un bledo el resto de la humanidad.
    Pero esto no nos debe impedir seguir luchando por la justicia social y en este caso por una sanidadf pública y universal.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa estoy sorprendidísima de lo que está pasando. Siempre pensé que esto ocurría en otros países ..por ejem. Grecia..., y creéme que siempre creí que en España no ocurriría jamás.
      Quizás peco de ingenua, de que los valores morales y humanos, la lealtad, la integridad y la dignidad se llevan puestos y debe ser que no todo el mundo está hecho de la misma materia y con las mismas prioridades.
      De todas formas te diré me encanta como soy no pienso cambiar, al pan pan y al vino vino, soy demasiado transparente para la sociedad actual, y tristemente veo hipocresía, lucro y ambición en unos políticos que no nos representan y dan paso al dinero antes que a la salud.
      La vida da tantas vueltas..., que quién sabe si habrá arrepentimientos por parte de los políticos, las mejores fortunas se han dilapidado y... nunca se puede decir de este agua no voy a beber, y necesiten de una sanidad de calidad como la que disfrutamos ahora y cuando la hayan vendido a empresas extrangeras ... a ver qué pasa...
      La vida es un boomerang y lo que se siembre hoy se recoge mañana...
      Seguiremos siendo positivos y que pase este mal sueño y vuelva todo a la normalidad, porque la lucha sigue... por una sanidad pública y universal.
      Gracias por comentar y visitar mi blog.
      Saluditos Victoria.

      Eliminar
  13. Hola Victoria, soy una estudiante de Medicina. Gracias por transmitirme tu energía, porque las fuerzas ya flaquean. ¡¿Para qué tirar mi juventud estudiando una carrera tan larga si me espera apuntarme a las listas del paro?!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitar mi blog, te diré una cosita...
      No mires para atrás ni para tomar impulso... Tú siempre cree en ti misma y si tu corazón te dice que es la Medicina la carrera que te gusta ADELANTE.. no importa el tiempo que tardes en sacártela, nunca te preguntarán si suspendiste tal o cual asignatura.., cuando ya tengas tus pacientes y estés disfrutando de tu profesión, estarás totamente feliz y se te olvidarán los sufrimientos, como a las mamás parir un hijo cuesta pero se quieren tanto ... que se olvida rápido el trabajo de parto, duro.... eh..

      Dedícate a lo que más te gusta y serás dichosa toda tu vida. Cuando acabes la carrera ya no habrá crisis, y siempre habrá pacientes a quién cuidar.
      Lucha por lo que más quieras en sacarte medicina, estoy segura que serás una extraordianaria médica y quién sabe si alomejor nos llegaremos a conocer y trabajaremos juntas en el Infanta sofía...
      Un abrazo cariñoso y muchos ánimos.

      Eliminar
  14. Soy matrona extranjera en tierras españolas, y la verdad es que lo que está pasando en salud es deplorable. Yo rescato de la carta las ganas de que le pregunten al trabajador en salud qué es lo que necesita cambiarse. Y esperemos que puedan limpiarse de los gatos negros y blancos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Anais.. si tienes dudas de cocina pregúntale al cocinero, y si tienes que arreglarte el pelo vete al peluquero....
      Pues es fácil que si quieren gestionar un hospital pregunten a los médicos... son los que más saben y los que mejor lo hacen.
      Es así de fácil, poner las personas adecuadas en los sitios adecuados, porque ¿a que tu no pedirías consejo a un sepulturero para pintar tu casa?...
      Pues a ver si los políticos se quitan las vendas y empiezan a ver con claridad... porque fácil es...
      Saluditos y gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  15. Anónimo11/1/13 0:27

    Parabens polo teu ártigo. Un compañeiro de neurociruxía de Compostela!
    Apertas

    ResponderEliminar
  16. Gracias desde San Sebastián de los Reyes (Madrid), espero que vuelvas pronto de visita por este blog y que te gusten los posts. que pongo.
    Saludos cordiales a tierras gallegas, ... eres bienvenido ....

    ResponderEliminar
  17. Anónimo11/1/13 8:59

    .Me siento identificada con lo que escribes pero nunca lo hubiera podido expresar mejor .Me ha encantado leerlo .Gracias y saludos desde un posible centro de salud " privatizable ".... yo pienso seguir luchando ...
    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén me alegro que te haya gustado el post.
      Gracias por tu visita y por dejar tu comentario. Nosotros desde el Infanta Sofía también pensamos seguir luchando.
      ¡Suerte para ti y tu centro de salud¿
      Un abrazo Victoria.

      Eliminar
  18. Una carta muy emotiva y que la entiendo ya que soy enfermera y vivo las dolencias de los ciudadanos cada día, que un político lleve la cartera de un departamento como es el de sanidad sin saber nada de medicina, es como si yo entro en un coche y me pongo a conducir sin tener idea ni carnet, por lo tanto una temeridad.
    Lo que no entiendo es que todo el mundo se queja, esta descontento, pero el PP sigue ganando alla donde hay elecciones, nadie le da el voto pero ellos sacan mayoria, hay trampa o no lo entiendo señores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario.
      A ver si conseguimos parar la privatización, que me acaban de mandar via email que los fijos no sanitarios del H. Puerta de Hierro Majadahonda ya se le abrió el plazo para trasaladarse a los hospitales no privatizados y tienen hasta las 10 de la mañana del 18 de enero...
      ¿Ya empiezan los traslados?....
      Saludos cordiales..

      Eliminar
  19. una carta emotiva,realista,enternecedora y otros tantos adjetivos que podría decir,ojalá esa marea blanca se haga cada vez más fuerte convirtiendose en un tsunami que se lleve por delante toda esta basura que es la causante de la enfermedad d españa,todo mi apoyo a todos los compañeros que desde sus posiciones día a día participan para que todos tengamos el estado de bienestar que tanto nos costó conseguir,ánimo y juntos podemos,la unión hace la fuerza.Un abrazo para todos.Una compañera del laboratorio de santiago de compostela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras de apoyo desde Santiago de Compostela.
      Este domingo 13 de enero hay manifestación a las 12h. de Colón-Neptuno-Cibeles-Ministerio de Sanidad.
      Y el 23 de febrero también ya nos dirán el recorrido.
      Me alegro que te haya gustado la carta.
      Y que el tsunami blanco no pare....
      Besos.

      Eliminar
  20. Espero que tus palabras despierten la consciencia de muchos ciudadanos, y se unan a la marea blanca mañana a las 12 horas en neptuno hasta el Ministerio de Sanidad,todos tenemos que defender nuestra sanidad y nuestra educación y muchos y muchos derechos que nos estan robando con engaños, pero que se puede esperar con tanto politico corruptos y banqueros que estafan a personas mayores y se van de rositas,encima tenemos que hacer sacfificios siempre los mismo.Tienes razón ESPAÑA ESTA ENFERMA y en este caso todos los ciudadanos debemos curarla, TODOS, somos muchos para quitarles el mango de la sarten antes de que este cancer se extienda.Animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel por tu comentario, Dios te oiga y se solucione todo, porque falta hace que en poco tiempo, está desconocido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Me anima saber q hay medicos en la sanidad publica como tu,altruista,empatica,capaz d defender unos principios fundamentales.soy afortunada d haber trabajado cn personas como tu y q ademas las he conocido como familiar d paciente dando la peor d las noticias q te pueden dar.ahi estaba calmando,cn la mejor d su sonrisa,dando animos.
    Deacuerdo contigo,me han machacado a horas,me han aplicado un irpf salvaje cn eventuales q el sueldo era ridiculo,n me importa,adoro m trabajo pero no voy a parar d luchar para q todos los enfermos cronicos tengan las mismas condiciones q antes.
    Gracias de verdad,mañana saldré cn mas fuerzas a la marea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario.
      Estoy segura que con gente como tu luchadora se consiguen las cosas.
      En Madrid hay mucha unión, a ver si otras comunidades también lo consiguen haciendo plataformas informativas a los pacientes.
      Saluditos.

      Eliminar
  22. Enhorabuena por tu carta. Nadie deberia sentarse a decidir sobre lo que se debe o no hacer en sanidad cuando no ha hecho una guardia de 24 horas. No sabia lo que significaba trabajar esas horas seguidas hasta que empece la residencia. Ojalá algun día las cosas cambien, y empiecen a escucharnos a los que día a día vemos las deficiencias de la sanidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, gracias por tu visita y por dejar tu comentario.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Ojalá que nos escuchen y tomen en cuenta las opiniones de los sanitarios. ¡Sería un acierto!
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  23. Gracias por transmitir de una forma tan profunda, el sentimiento de miles de profesionales sanitarios. Yo soy enfermera (de la misma localidad en la que ejerces!) y tras 9 años concatenando contratos varios, sigo teniendo que compaginar alguna guardia con el paro. Es desesperante, triste y humillante a la vez.
    Otra vez, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Brujarakel por pasarte a comentar, da gusto cuando se acierta con el tema del post y la gente se anima a opinar.
      La situación es dura, espero que haya diálogo y se solucione pronto, si seguimos desmotivados perdemos todos.
      Contenta por la unión que hay en esta comunidad y la lucha sigue porque no podemos enterrar años de sacrificios y la sanidad que tenemos es de calidad, ... si hasta Obama quiere nuestra sanidad...
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Verdades como puños, ¿hacia donde vamos...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con paciencia y perseverancia se consiguen las cosas..
      ¿A que estás de acuerdo?
      La lucha sigue, siguen las mareas blancas, para el 23 de febrero hay otra, ...
      Lo triste es si no hay diálogo, si el que nos tiene que recibir no se presenta, la sanidad pública es un legado que tenemos que dejar a nuestro hijos y todos unidos luchamos por conservarla.
      Saludos cordiales y gracias por tu visita.

      Eliminar
  25. Una carta muy emotiva desde gran canaria y como auxiluar de enfermeria tenemos que seguir luchando por nuestra sanidad algo q es de todos felicidades y saludos

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tu visita y tu comentario. Saludos a Gran Canaria y como bien dices seguimos en el empeño para que nuestra Sanidad siga siendo Pública.
    Un abrazo y vuelve a visitarnos.

    ResponderEliminar
  27. Victoria. muchas gracias por publicar esta carta. Yo trabajo en el P. Hierro Majadahonda, soy informadora de urgencias, mi profesión como dice este doctor me gusta, es vocacional. Hace muchos años, que padezco de colicos nefriticos y por desgracia mis hijos también. Yo acudía a mi hospital de referencia, doblada de doblor, y me dejaba alli en un rinconcito muerta de dolor, y pensé si vuelvo a trabajar que entonces no trabajaba, me haré celadodora y al llevar a estas personas intentaré sino calmar su dolor, porque para eso estais los sanitarios, si un poco de comprensión y compañía que tantas veces se necesita cuando estas tan mal. Y lo hice, y estuve cinco años de celadora, y ahora hasta que estos me dejen, que va a ser que no soy informadora en urgencias, dependo de atención al paciente.
    Comprendo muy bien, la tristeza que invade al autor de la carta, porque a el, su trabajo le gusta, le ha costado llegar, sufre con los que sufren, y eso es una calidad que para mi no tiene precio. Claro que España está enferma, de intolerantes, de frios, de falta de humanidad. Nosotros no arrastramos cajas, ni movemos muebles, atendemos a personas con corazón que necesitan de todos nosotros. Y ahí esta el problema, que no vamos a estar, y los que se queden, no van a poder porque van a ser insuficientes y haran sin la menor duda lo que puedan y mucho mas que eso. Que triste que todo se quede en nada después de tanto esfuerzo.
    Como el dice, tanto ver a las familias llorando por las multiples causas, por los canceres, por los hijos malformados o nacidos muertos. Yo en mi trabajo, ayudo a esas familias , les acompaño, les informo y les consuelo en la medida que puedo y como dije antes mi trabajo me gusta, Y NO ME VAN A DEJAR HACERLO. Me siento maltratada porque nosotros no somos culpables de todo esto, y lo peor es que los responsables se queden impunes.
    Mucho animo, para ti Victoria y tambien para el autor de esa carta que me ha llegado al corazon, que me ha identificado con el, que su tristeza y rabia es la mia. Y dar la enhorabuena a ese padre, donde esté, por tener un hijo con esa calidad humana, te diria, medico amigo. NO TE CANSES NUNCA DE ESTAR EMPEZANDO SIEMPRE.
    Vitoria, hazselo llegar por favor. Un beso para ti y otro para el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por visitar mi blog y hacer este comentario tan entrañable.
      Por supuesto que le paso tu comentario al autor de la carta.
      De él te contaré hablan muy bien sus pacientes. Es muy humano, de los que mira a los ojos a los pacientes y su empatía y su generosidad es su forma de vida, le sale del alma y le es fácil pues su trabajo es vocacional, trabaja en lo que más le gusta, se nota que lo disfruta y es un gran profesional.
      Bien se del trabajo de los celadores y del personal de admisión e información, hacéis una labor encomiable, tranquilizáis al paciente y a sus familiares, tenéis ganas de hacer vuestro trabajo a conciencia y en mi hospital puedo desde aquí y tu en el tuyo darle las gracias a todos ellos y un fuerte abrazo.
      Un abrazo también para ti, y espero que vuelvas a visitarme.

      Eliminar
  28. Todo una verdad, soy estudiante de Medicina en formación y si los políticos intentaran ver lo que verdaderamente es la medicina nunca la entenderían puesto que hay que entregar nuestro tiempo a otras personas que ni siquiera conocemos, nuestro amor por la humanidad es lo que marca realmente quienes somos. sus palabras también llegan a COLOMBIA (CORDOBA-MONTERIA).

    ResponderEliminar
  29. Hola Edgar, bienvenido a mi blog, me alegro que estés por aquí y te hayas animado a dejar tu comentario.
    Faltan valores humanos y sobra afán de lucro, tu bien sabes los sanitarios tenemos ese valor añadido donde la profesionalidad y la humanidad reinan.
    Un abrazo para ti y para tu querida tierra de Colombia(Córdoba-Montería desde Madrid (España).

    ResponderEliminar
  30. Hola Victoria!Me ha encantado tu carta. Representa el pensamiento de muchos. Soy enfermera en Castilla y León y miro con miedo Madrid o CLM porque todo lo malo se exporta rápido. Nos han recortado los sueldos porque es más fácil meter mano en la cartera ajena que en la propia. Esta pequeña oligarquía política y financiera no está dispuesta a soltar sus privilegios y tienen el poder bien atado a través de leyes a su medida. EStamos indefensos y desnudos ante este abuso de poder. Cada día en las noticias aparece algún nuevo caso de corrupción, tráfico de influencias, ... y yo sólo pienso en todos los recortes que se están haciendo en sanidad, educación, servicios sociales...recortes innecesarios si esos señores no hubieran malversados fondos públicos. Me da vergúenza tener estos representantes y vivir en un país abocado a la miseria por sus arrogantes dirigentes. Estoy desiluionada porque no sé como podemos hacer frente a toda esta pandilla de ladrones de guante blanco. La lucha pacífica sólo sirve para que se rían de nosotros desde sus escaños (recordemos el ¡que se jodan! de la Señora Fabra). Gracias por dejar escritos tus pensamientos porque así sabemos que tenemos compañeros de lucha. Un saludo y a seguir en pie de guerra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carol gracias por visitar mi blog. No se si por casualidad te lo encontraste... o que pusistes que te llevó a él.
      Me alegro que te guste la carta que publico en el blog me la ha pasado una persona muy especial y le pedí permiso para publicarla, él prefiere quedar en el anonimato.
      Pienso igual que tu que lo que en Madrid se consiga será para todos y lo que no se consiga...
      Bien sabes de nuestro refrán castellano.. "Cuando las barbas de tu vecino veas pelar echa las tuyas a remojar".
      Muchas movilizaciones y las que aún quedan, pásate amenudo por el blog que lo tendré actualizado para que te informes.
      Un saludo cordial.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares