Ir al contenido principal

Entrada destacada

Partos personalizados en el Hospital Universitario Infanta Sofía de la Comunidad de Madrid en San Sebastián de los Reyes.

La sanidad pública madrileña sigue avanzando con el objetivo de humanizar el parto. El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, trabaja por el bienestar de la embarazada hasta el punto de que ofrece un plan personalizado de parto. En este plan las embarazadas pueden tomar diversas decisiones que van desde la donación del cordón umbilical a la anestesia o la postura escogida para dar a luz. Elena es una de las que ha decidido escoger este plan. María, su matrona, se encarga de resolverle las dudas acerca del parto y le informa de los aspectos del mismo que puede elegir. Asimismo, puede visitar el paritorio, la habitación y tienen la posibilidad de consulta con un pediatra y un enfermero.
Fuente http://telemadrid.es/noticias/madrid/noticia/partos-personalizados-en-el-hospital-infanta-sofia

¿TIENE ALGÚN CAFÉ PENDIENTE?


"El café pendiente"

"Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
- Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres "pendientes".
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:
- ¿Cuáles son esos "cafés pendientes"?
Me dicen:
- Espera y verás.
Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés - pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
- Tres son para nosotros, y cuatro "pendientes".
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:
- ¿Tienen algún "café pendiente"?

Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.

-


"Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:- Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres "pendientes".Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:- ¿Cuáles son esos "cafés pendientes"?Me dicen:- Espera y verás.

Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés - pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:-

 Tres son para nosotros, y cuatro "pendientes".Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos.

 Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De   repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:

¿Tienen algún "café pendiente"?

Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo por fin ya está en España, así en rtve. lo decían esta mediodia, buenísima idea.