Ir al contenido principal

Entrada destacada

Partos personalizados en el Hospital Universitario Infanta Sofía de la Comunidad de Madrid en San Sebastián de los Reyes.

La sanidad pública madrileña sigue avanzando con el objetivo de humanizar el parto. El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, trabaja por el bienestar de la embarazada hasta el punto de que ofrece un plan personalizado de parto. En este plan las embarazadas pueden tomar diversas decisiones que van desde la donación del cordón umbilical a la anestesia o la postura escogida para dar a luz. Elena es una de las que ha decidido escoger este plan. María, su matrona, se encarga de resolverle las dudas acerca del parto y le informa de los aspectos del mismo que puede elegir. Asimismo, puede visitar el paritorio, la habitación y tienen la posibilidad de consulta con un pediatra y un enfermero.
Fuente http://telemadrid.es/noticias/madrid/noticia/partos-personalizados-en-el-hospital-infanta-sofia

Foto: Cáncer de Piel - Tecnología Médica:

El cáncer de piel engloba a un conjunto de enfermedades neoplásicas que tienen diagnóstico, tratamiento y pronóstico muy diferente. Lo único que tienen en común es la misma localización anatómica: la piel.

El principal factor de riesgo para desarrollar un cáncer de piel son los llamados rayos ultravioleta procedentes de la luz solar, que producen mutaciones en el ADN de las células que se acumulan durante años.

El cáncer de piel es la forma más frecuente de cáncer en la población de piel blanca. Los tres tipos principales de cáncer de piel son, el carcinoma basocelular, el carcinoma de células escamosas (que tiene altas posibilidades de curación), y el tipo más grave, que es el melanoma maligno.

La exposición a los rayos ultravioletas (UV) del Sol y del ambiente parece ser el factor ambiental más importante en la aparición del cáncer de piel. Las medidas para protegerse del sol pueden prevenir el cáncer de piel si se utilizan de forma constante. Los rayos ultravioletas procedentes de fuentes artificiales de luz, tales como los lechos de bronceado y las lámparas solares, son tan peligrosos como la radiación solar y por lo cual también deben evitarse.