Google+ Followers

28/4/14

Pensar en positivo es ser capaz de ver el lado bueno de la vida.

  • Cada día puedes levantarte pensando “hoy será un día en el que podré hacer grandes cosas”.
  • Cada noche vete a dormir dando gracias por las cosas buenas que te han sucedido, y recordando aquello que te haya hecho sonreír. Así a la vez dormirás mejor.
  • Sonríe más. Dirígete a los demás con una sonrisa. Si sonríes ellos/as te sonreirán. Es uno de los regalos más baratos que podemos ofrecer y que además mejor sienta. Además, cuando sonríes a la vida las cosas parecen más fáciles.
  • Sé optimista. Ante tus planes y metas piensa siempre que todo saldrá bien.
  • Sueña. No abandones tus sueños y poco a poco los irás consiguiendo.
  • Ante la adversidad, no te derrumbes. Esta vez no ha podido ser, pero la siguiente todo irá mejor.
  • Aprende de tus errores. No te obceques en lo que paso o en lo que hiciste mal. Pasa página y aprende para tu futuro.
  • Dedícate un momento del día solo para tí. Escucha tu canción favorita. La música relaja y anima.
  • Programa días a la semana para ver una película cómica, una serie divertida, o asistir al teatro o a un monólogo de humor. La risa verdadera desinhibe y te hará olvidar los malos momentos que hayas podido vivir.
  • Abraza a tus seres queridos. Haz saber a la gente que te importa lo que significan para ti.
  • Ayuda a los demás. Ser útil. Sacar una sonrisa a alguien que lo necesita. Ayudar a que el mundo sea un lugar mejor. Todo eso te hará más feliz.
  • Si hay un problema grave, piensa en positivo, aunque sea difícil. Piensa que habrá solución. Consulta a tu familia, dialoga con amigos/as, pide opinión a expertos, si tú solo o sola no te ves capaz de superar ese problema.

Entradas populares