Google+ Followers

16/10/14

Día mundial de la alimentación. 16/10/2014




Este jueves se celebra el Día Mundial de la Alimentación y, a un año de que expiren los ODM, el Programa Mundial de Alimentos (PAM), ha decidido resaltar los beneficios que conllevaría acabar con el hambre a nivel mundial.

   1. Reducir el hambre a cero podría salvar las vidas de 3,1 millones de niños al año.
   2. Madres bien alimentadas tienen hijos más sanos con sistemas inmunes más fuertes.
   3. Acabar con la desnutrición infantil podría incrementar el PIB de los países en vías de desarrollo un 16,5 por ciento.
   4. Un dólar invertido en la prevención del hambre podría generar de vuelta entre 15 y 139 dólares en beneficios.
   5. Una nutrición adecuada en las primeras etapas de la vida podría significar un 46 por ciento más de ingresos durante la vida.
   6. Eliminar el déficit de hierro en la población podría incrementar la productividad laboral un 20 por ciento.
   7. Acabar con la mortalidad infantil relacionada con la nutrición podría incrementar la mano de obra en un 9,4 por ciento.
   8. El hambre cero puede ayudar a construir un mundo más seguro y próspero para todos.









16 de octubre, día mundial de la alimentación
En este día te recordamos estos consejos para lograr una buena alimentación. Lograr una correcta alimentación no es tan restrictivo como mucha...

  • Apostar por una vida saludable al mantener, diariamente, una alimentación variada que incluya alimentos de los seis grupos.
  • Comer con moderación según las porciones indicadas en cada grupo de alimentos para conservar un peso saludable.
  • Con el objetivo de rendir más durante el día se debe comenzar con un desayuno que incluya leche, pan y fruta.
  • Los lácteos son necesarios en todas las edades. Procurar consumir, por lo menos, medio litro de leche por día.
  • Incluir frutas y verduras de estación cada día de la semana y en cada una de las comidas.
  • Disminuir el consumo de azúcar, dulces, bebidas azucaradas, golosinas y productos de repostería.
  • Controlar la ingesta de carnes, fiambres, embutidos, manteca, margarina, quesos, crema de leche, mayonesa y frituras; esto se debe al alto contenido en grasas que poseen.
  • Limitar el consumo de sal y de los alimentos con alto contenido de ésta.
  • Elegir dentro de cada grupo de alimentos los más adecuados al presupuesto familiar.
  • Para prevenir las enfermedades trasmitidas por alimentos hay que cuidar su higiene, desde la compra hasta el consumo.
SUAT te acerca esta serie de consejos prácticos para llevarlos a cabo en el día a día y, de esta manera, obtener una buena calidad de vida. Recuerda que la correcta alimentación también necesita ir acompañada por actividad física.
Si tienes alguna consulta en relación a la temática planteada, no dudes en consultar con un especialista.

Entradas populares