Google+ Followers

15/10/14

LA MAREA BLANCA DEL DOMINGO 19 DE OCTUBRE FRENTE AL MINISTERIO DE SANIDAD. TODOS SOMOS TERESA.


Carta de Rosa Parks a los Profesionales Sanitarios: Miedo y Responsabilidad

Rosa Parks sentada en un autobús público
ROSA PARKS SENTADA EN UN AUTOBÚS PÚBLICO
Queridas y queridos profesionales del Hospital de La Paz-Carlos III y de toda la red pública de la Comunidad de Madrid…
.
En primer lugar, expresaros mi más hondo reconocimiento. Sois un@s jabat@s. ¡Cuánto me habéis recordado otros escenarios igualmente duros y preocupantes! Aquellos lejanos días de 1958 en los que nos enfrentábamos a un virus también letal llamado Ku-Klux-Klan. Exigíamos la protección de las autoridades y en tantas ocasiones miraban para otro lado, pero nosotras sabíamos que nuestra responsabilidad era seguir cuidando y protegiendo a las hermanas y hermanos más vulnerables, sobre todo los de las zonas rurales.

Sí, era nuestro deber. Teníamos un compromiso moral que habíamos escogido previamente al decidir un camino vital, una “profesión”, podríamos decir, la de activistas de los derechos humanos, algo a lo que nadie nos había obligado. Sabíamos de nuestro riesgos. Sabíamos que habitualmente los riesgos eran reales pero poco probables y también conocíamos que, de manera excepcional -como la aparición del virus KKK- se podían hacer mucho más graves y preocupantes.

¿Cuál fue nuestra línea de trabajo? Hacer compatibles dos objetivos. Responder a nuestro deber de ayudar a las hermanas y hermanos amenazados (creo que vosotros le llamáis algo así como “compromiso deontológico”) a sabiendas de los riesgos y, a la par, exigir a las autoridades que cumplieran con sus responsabilidades, es decir, que ofrecieran las herramientas para acabar con la terrible infección que nos asolaba. Ahora bien, también teníamos muy claro que el incumplimiento de las autoridades no iba a ser excusa para dejar de hacer aquello a lo que nos habíamos comprometido.
.
Queridas y queridos trabajadores de la salud. ¡Cómo no voy a entender vuestros miedos! Yo también los tuve y estuvieron a punto de bloquearme y de bloquearnos. Y ya para terminar, quiero contaros qué nos ayudó…
.
En primer lugar, establecer una red de apoyo mutuo, con dos importantes fines: mejorar las estrategias de protección y evitar que fuera el miedo el motor de nuestras acciones y decisiones. En segundo lugar, apelar de forma permanente a nuestros valores y a nuestras convicciones.
.
Al final ganamos la batalla. No fue fácil. Pero no permitimos que nuestro miedo, que lo teníamos, nos despojara de nuestros valores.
.
Estoy segura que vais a saber afrontar esta crisis. Del mismo modo que sé que no va a ser gracias a vuestros gobernantes, sino a pesar de ellos.
.
Recibid un abrazo pero que muy cariñoso, de esta negra,
.
Rosa






-          Ha confirmado que todos los trabajadores sanitarios y no sanitarios, y los usuarios de la Comunidad de Madrid estamos más unidos que nunca: TODOS SOMOS TERESA.
-          Ha confirmado que el desmantelamiento del Hospital Carlos III fue un terrible error. Este centro, único de referencia nacional para alertas epidémicas, fue una de las víctimas de los recortes en Sanidad y Salud Pública promulgados y ejecutados por la Consejería de Sanidad y el Gobierno de la Comunidad de Madrid.  Se cerraron camas, la UVI y los laboratorios, que se han tenido que abrir de nuevo a toda prisa.
-          Ha confirmado el desprecio que esa Consejería y la propia Ministra de Sanidad tienen por los profesionales sanitarios, quienes denuncian la escasez de medios, la desigual  información recibida y la insuficiente formación y entrenamiento para la propia protección a la hora de atender a estos enfermos. Si un profesional sanitario se contagia no sólo pone en riesgo su salud sino también la del resto de la población. Se convierte en un problema de salud pública.
-          Ha confirmado la actitud cobarde y la alergia a la autocrítica por parte de las autoridades sanitarias, demostrada en improvisaciones, ruedas de prensa impresentables y declaraciones intolerables, al culpabilizar a los profesionales sanitarios del brote infeccioso y del descontento entre los propios trabajadores.

¿QUÉ DEBERÍA OCURRIR AHORA?
-          El Hospital Carlos III debe volver a convertirse en el centro de referencia que se responsabilice del diagnóstico y tratamiento de esta clase de enfermedades, invirtiendo los recursos humanos y materiales necesarios para una atención de la máxima calidad.
-          Debe dotarse a los trabajadores sanitarios de los recursos materiales, de formación y protección  personal suficientes para que el cuidado de estos enfermos sea eficaz y seguro para ellos mismos y para la población.
-          El Presidente de la Comunidad de Madrid y su Consejero de Sanidad deben dimitir ya que han llevado a la población a una situación de desinformación y riesgo inaceptables, además de criminalizar a las víctimas de un hecho del que sólo ellos son los culpables.
-          La Ministra de Sanidad debe dejar su cargo inmediatamente. Desde su ineptitud e incompetencia no ha sabido ni podido transmitir la tranquilidad necesaria a la población. Su gestión de la crisis del Ébola ha sido nefasta.

LO QUE SEGURO VA A OCURRIR ES QUE SEGUIREMOS LUCHANDO
POR UNA SANIDAD 100% PÚBLICA, UNIVERSAL Y DE LA MÁXIMA CALIDAD

LA MAREA BLANCA DEL DOMINGO 19 DE OCTUBRE FRENTE AL MINISTERIO DE SANIDAD
 ES UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA DEFENDERLA

¡¡ LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE ¡¡

Encuentro de Plataformas por la Sanidad Pública

Entradas populares