Google+ Followers

22/11/14




1. Telemedicina
La medicina a distancia empoderada por las TIC. Sigue siendo un servicio que cada vez es más potente y muy mejorado que permite atender sin estar en el mismo espacio físico. Cuando se comenzó a utilizar se hacía por teléfono pero hoy día se puede realizar de otras formas, como la videoconferencia. Potencialmente es muy adecuada para pacientes crónicos que puedan recibir un seguimiento y un tratamiento sin tener que desplazarse físicamente. Los pacientes se desplazan menos pero el área de intervención del médico se amplía. 

2. Teleasistencia
Si los pacientes crónicos pueden encontrar un filón en la telemedicina, las personas mayores pueden mejorar su calidad de vida gracias a la teleasistencia. Un servicio dirigido a este grupo de personas que viven solas o con alguna discapacidad, y que les permite estar conectados con centros de salud, hospitales y profesionales desde su propia casa, para consultas o urgencias. Además, también incluye una mejora de la comunicación para recordad citas, por ejemplo. Quizás es un pilar que ya existía antes de que se comenzaran a utilizar las TICs en salud, pero gracias a ellas se puede ampliar esa asistencia y empoderar tanto al paciente como al profesional sanitario en recursos. 

3 y 4. Cita y consulta online 
Nacidas bajo el auspicio y auge de la telemedicina y colgantes en parte de ella, tanto con consulta online como la cita online son dos pilares importantes de la eSalud. Tanto la consulta online, como la cita online son dos formas de interactuar con el médico a distancia. Sin embargo, su valor es cada día más evidente. Su principal valor añadido es que gracias a la consulta online puedes concertar una cita con un médico sin moverte de casa, y gracias a la consulta online puedes realizar una consulta médica a un profesional sanitario que no sea de urgencias pero que te evite tener que acudir a un médico para conseguir un diagnóstico inicial o un segundo diagnóstico. Hay múltiples herramientas para realizar la consulta online (videoconferencia, consulta asíncrona, etc.). Están siendo tan relevantes que se están convirtiendo en un pilar independiente de la telemedicina, que abarca mucho más.

5. Gestión telemática 
No debemos olvidar un aspecto importantísimo, muy presente en nuestras vidas y que también forma parte de la eSalud. Cada vez se pueden realizar de forma virtual más servicios relacionados con la gestión sanitaria que antes solo se podían realizar de forma física y presencial y que conllevaban una inversión de tiempo tanto para el paciente como para el personal que lo atendía, y por tanto, un gasto de recursos que ahora se puede ya evitar. Otra de las cosas que la gestión telemática está consiguiendo es mejorar cada vez más el acceso a la información del paciente creando redes que conectan hospitales con ambulatorios o centro de una misma comunidad autónoma, mejorando la accesibilidad de la propia organización sanitaria. 

6. Historial clínico online 
Una de los futuros sueños que la tecnología puede implantar en toda el sistema de salud al completo. El acceso del paciente a su historial clínico, algo casi imposible hace algunos años, y en caso de serlo, con un camino lleno de burocracia. Gracias a la tecnología, muchos de los archivos, informes analíticas, radiografías, etc., que antes estaban en una carpeta de papel en un armario, ahora pueden estar, de una forma segura, en la nube, y el paciente puede tener acceso a ellos cuando lo necesite, y desde donde los necesite. El ‘dropbox’ sanitario ya ha llegado y quiere revolucionar la salud tal y como la conocemos. Es cuestión de tiempo, de trabajo y de sensibilización de su importancia tanto para médico como para paciente. 

7. Apps sanitarias 
Las Apps sanitarias siguen su revolución. En España había en 2013 más de 40.000 Apps sanitarias pensadas para ofrecer algún servicio de salud. De momento, no existe ningún sistema nacional sanitario que las homologue, aunque sí el distintivo App Saludable de la Junta de Andalucía fue el primero en hacer un catálogo de Apps de salud usadas en nuestro país.  Su valor como pilar de la eSalud será demostrar cómo se puede responder a necesidades de un paciente a través de un teléfono móvil, y realizando labores de sensibilización, educación en salud, formación e información, incluso aplicando técnicas de gamificación. De momento es un pilar importante pero al que le queda demostrar su valor real en el día a día del profesional sanitario y del paciente. 


8. Tecnología wearable
Una de las llamadas tendencias para 2014 en la eSalud ha irrumpido con fuerza, al menos haciendo mucho ruido, en la eSalud. La tecnología wearable, es decir, la tecnología llevable, ha está empezando a mostrar todo su potencial a través de los nuevos dispositivos surgidos aplicados a la salud. Es decir, dispositivos capaces de monotorizar datos sobre las personas y enviarlos a otro dispositivo (smarthphone, ordenador, etc.) para que estos datos se puedan consultar y estar al alcance del profesional sanitario que los necesite. Una tecnología en fase inicial aplicada en este campo pero que podría mejorar mucho la relación entre médico y paciente. 

9. Big data
Mucho se oye hablar del Big data aplicado a la salud ultimamente, sin saber si realmente se entiende su poder al 100%. Lo claro es que el Big Data, o lo que es lo mismo, el procesamiento de grandes volúmenes de datos puede ser una herramienta muy a tener en cuenta en el campo de la salud, entre otras cosas, para comprender aspectos y tener información operativa de un paciente o de varios pacientes -y no desestructurada y perdida-, que le servirá a un profesional sanitario o a una institución sanitaria para realizar su trabajo utilizando menos recursos y siendo más efectivos. El ámbito de la eSalud es uno de los sectores donde el potente Big Data puede tener más impacto tanto para el área médica, como también para las áreas de análisis de datos (historias médicas, análisis clínicos…), la gestión de centros de salud, la administración hospitalaria y muchos aspectos más. Su importancia es cada día más evidente. Su reto en la salud es ahora saber cómo gestionar todos estos millones de datos para sacarles le máximo rendimiento. 

Estos son los que consideramos los 9 pilares de la eSalud en 2014, que están confirmado que cada vez existen más bases para sustentar un nuevo modelo sanitario apoyado por la tecnología aplicada a la salud y sustentado por nuevas herramienta que los conviertan en un modelo más efectivo, cercano y optimizado de cara a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Y recordar que el pilar más importante, transversal a todos, es creer en ella y en su potencial, y aprender a utilizarla. 

Entradas populares