Google+ Followers

9/12/14

¡A veces me gusta el silencio...!



A veces cuando la vida te invita a reflexionar, cuando no tenemos prisa, ni el tiempo apremia,  podemos disfrutar, recordando o revisando objetivos, somos conscientes que merecen la pena esos momentos tuyos en los que te sientes cómodo, viendo pasar el tiempo, siendo a veces protagonista y otras paisaje entre la multitud.
Y esa imagen que retienes en tu pupila, a veces viendo, a veces la mente en otro sitio, vuela,  trae y lleva pensamientos que te acompañarán toda la vida.
Momentos vividos, otros por venir que afrontarás con alegría, enfrentando nuevos retos, y diciéndote ¡Y porqué no!.
Nunca se puede decir de este agua no beberé, porque la vida sigue en continuo movimiento y adaptarte es la única y mejor opción para gestionarla.
¡Te gustan los retos! un millón de ideas se me ocurren, sólo las que dependen de mi las llevaré a cabo, otras también extraordinarias dependen de otras personas y Dios sabe si ellas se cruzarán en mi camino.
Anoto, leo y disfruto de esos libros que me compro o me regalan por mi cumpleaños.
Una biblioteca con los mejores libros tengo seleccionados pero no voy a esperar a la jubilación porque al paso que vamos puede que no llegue, y ya he empezado a disfrutar de lo que me engancha, la lectura.. siempre con un libro entre las manos.
Es un hábito y confieso que es lo que viví en mi casa de pequeña, siempre vi a mi abuelo con un libro, la biblioteca de Villavieja de Yeltes se le quedaba pequeña. Leía y me recitaba versos de Don Juan Tenorio..

Me gusta la poesía, esos versos que  me salen del alma, intentando plasmar mis sentimientos, que libres como el viento los adapto a mi manera y los expreso con todo el coraje y cariño con que los hago. Unas veces dedicados o hechos para un evento, otras, por  mi  extrovertido carácter de relacionarme con todo el mundo contándole lo feliz que soy y para contargiarles mi alegría.

Entradas populares