Ir al contenido principal

Entrada destacada

Partos personalizados en el Hospital Universitario Infanta Sofía de la Comunidad de Madrid en San Sebastián de los Reyes.

La sanidad pública madrileña sigue avanzando con el objetivo de humanizar el parto. El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, trabaja por el bienestar de la embarazada hasta el punto de que ofrece un plan personalizado de parto. En este plan las embarazadas pueden tomar diversas decisiones que van desde la donación del cordón umbilical a la anestesia o la postura escogida para dar a luz. Elena es una de las que ha decidido escoger este plan. María, su matrona, se encarga de resolverle las dudas acerca del parto y le informa de los aspectos del mismo que puede elegir. Asimismo, puede visitar el paritorio, la habitación y tienen la posibilidad de consulta con un pediatra y un enfermero.
Fuente http://telemadrid.es/noticias/madrid/noticia/partos-personalizados-en-el-hospital-infanta-sofia

Por los pasillos de mi Hospital Infanta Sofía con la Dra. Escudero.



Dios Pone en mi camino personas maravillosas.
Me di cuenta como se apresuraba a coger el ascensor.
Su cara me sonaba y me era familiar. Guapa y radiante con una sonrisa celestial percibí de unos ojos cálidos y humanos.
La suerte que tienen los pacientes de medicina interna de mi Hospital, esa empatía, abierta, generosa y simpática lo decía todo.
Es un ser humano con unos valores preciosos que transmiten lo más bonito que se puede dar en esta vida "Amor" y con mayúsculas a los pacientes del Infanta Sofía.
Había leído su entrevista en Diario Médico, sus artículos en periódicos sanitarios de prestigio pero no la conocía en persona.
Me he dado cuenta lo que transmite. Eso que el paciente necesita y valora " Que le miren a los ojos", lo da con creces, su sencillez y la alegría que transmite la hace muy especial.
Muchas gracias por trabajar en "Mi Querido Hospital", por ser tan humana y por derrochar su alegría un don muy preciado ya que su contagio obra milagros.
Feliz día Dra. Elena Escudero y a seguir trabajando en lo que tan bien se le da, y tanto le gusta,  la atención al paciente.
Un abrazo entrañable Victoria.