Google+ Followers

3/2/15

Así fue el examen MIR aquí puedes ver el examen oficial.





Nace Diario Médico Joven

Médico Joven



Tras un fin de semana intenso, los aspirantes MIR ya pueden descansar. Ya ha pasado el examen más importante de su carrera como médicos y la suerte ya está echada. Preguntados por sus sensaciones tras el examen, alguno de los aspirantes coincidía en apuntar que "era fácil pasar el corte de aprobado y optar a una plaza, pero a la vez difícil intentar sacar buena nota".
Preguntas difíciles
"Las preguntas vinculadas a imágenes (fueron 17 imágenes y 34 preguntas) fueron muy difíciles y sobre temas muy especializados", destaca Elena García, aspirante MIR de la Universidad Autónoma de Madrid. También señala que "fue bastante comentado que fue bastante largo (hubo gente a la que no le dio tiempo a terminar el examen)."
"En global me pareció asequible, del estilo a los de las últimas convocatorias. Había bastantes preguntas fáciles, sobre conceptos básicos ya repetidos en los últimos exámenes, pero a la vez bastantes preguntas de temas un poco marginales y poco predecibles", explica García, quien pone como ejemplo la pregunta sobre el nombre de la especie de la garrapata que actúa como vector transmisor de una enfermedad.
Esto mismo opina Sergio González, otro aspirante de la Universidad Autónoma de Madrid, quien considera que era un examen de extremos, con más preguntas fáciles que en la convocatoria pasada, pero también más difíciles. Resalta que había conceptos que no se habían preguntado otros años, como el análisis coste incremental.
Orden de las preguntasIgualmente señala que "lo más atípico fue el orden de las preguntas". Este joven estudiante esperaba bloques más definidos por especialidades. Pero se encontró que "algunas cuestiones de especialidades como Dermatología podías encontrarlas al principio y al final del examen". Aunque reconoce que, las especialidades "gordas" sí estaban por bloques.
Como muchos otros alumnos perfeccionistas, García reconoce: "En general salí con sensación un poco agridulce la verdad. No me salió desastroso pero creo que podría haber salido más contenta."
Elegir especialidad
En su caso, su deseo sería hacer Dermatología en Madrid. Pero no quiere hacerse ilusiones porque "el año pasado se cogió la última plaza con el número 430, así que me da que esta difícil". Pero tiene plan B e incluso C: "Si no, me planteo Oftalmología o Endocrinología, a ser posible también en Madrid."
Algo más de duda tiene González, quien no tiene preferencia específica, más que poder realizar su residencia en Madrid.
Lo que todos los 12.199 aspirantes que se presentaron al examen tienen claro es que quieren optar a una de las 6.102 plazas MIR. 

Entradas populares