Google+ Followers

6/6/15

El Hospital Universitario Infanta Sofía comprometido con el Medio Ambiente como filosofía de trabajo.

El Hospital Universitario Infanta Sofía comprometido con el Medio Ambiente


Actualizado: 06/06/2015 | Redacción

El hospital Universitario Infanta Sofía, ha realizado un enorme esfuerzo en los últimos años en cuanto a planificación y consecución de estrategias que aborden una conducta más sostenible desde el punto de vista ambiental, económico y social. Fruto de ello y como resultado a esta filosofía de trabajo, se obtuvo en el año 2013 el certificado BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method) para edificios en uso, que valora sus buenas condiciones en ahorro energético, gestión de residuos…Es uno de los sellos más prestigiosos en cuanto a sostenibilidad arquitectónica y en la actualidad es el único hospital del mundo que cuenta con esta acreditación.
El hospital realiza actuaciones de control y seguimiento de las emisiones de CO2 del consumo de electricidad, gas natural, agua, producción de residuos sólidos urbanos, producción de residuos peligrosos, consumo de papel y lavandería de lencerías hospitalarias. Así, tomando como base el histórico registrado desde 2011 y gracias a las actuaciones desarrolladas entre 2012 -2014 se han conseguido resultados muy positivos en cuanto a la reducción de consumo de electricidad debido a la introducción de nuevas programaciones en la gestión de las instalaciones de agua fría, nuevos sistemas de control en la iluminación de ciertas áreas hospitalarias. Además se ha reducido el consumo de gas natural debido a una gran optimización en la producción centralizada de vapor, programación de funcionamiento de los sistemas de distribución de agua caliente, ajuste de consignas y bandas proporcionales de regulación y control.

La reducción del consumo de agua fría sanitaria se ha conseguido realizando un control y regulación en la distribución de las presiones de suministro en los puntos terminales..

Todas estas medias y otras tantas, forman parte de un método de trabajo implantado y consolidado que gracias a la implicación y colaboración de todos los trabajadores del centro sanitario hacen que se consigan resultados óptimos que se traducen en una menor carga medioambiental del hospital hacia su entorno.

En definitiva, se ha conseguido reducir el consumo de agua en un 21% desde al año 2009, se ha reducido en más de 4.100 las toneladas de CO2 en los últimos tres años y la demanda de energía del hospital ha descendido un 36% desde 2009. Sólo en el año 2014 se produjeron 950 tn de residuos y se reciclaron 93 tn de papel.

Entradas populares