Google+ Followers

28/12/15

Carlos Moreno director de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad se ha ganado el cariño de los estudiantes de Medicina.

 


El director de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad ha sido la persona escogida por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) para permanecer en el ministerio durante la próxima legislatura, valorando positivamente su desempeño y capacidad para escuchar las necesidades de los alumnos. Aunque es una decisión que no está en las manos de los representantes estudiantiles, sí hay otras decisiones que se están tomando con la finalidad de impulsar la formación sanitaria en las facultades de Medicina.





Leonardo Caveda, vicepresidente de Asuntos Externos; Víctor Expósito, presidente; y Alejandro Callizo, vicepresidente de Asuntos Formativos del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

La junta directiva del CEEM ha establecido, como una de las grandes metas, crear un plan a 10 años vistas, facilitando la continuidad de los proyectos y evitando perder los hitos alcanzados durante una buena legislatura en particular. Asimismo, en el anhelo de aumentar la representación local de los estudiantes de Medicina, plantean la creación de un Foro de la Profesión Médica autonómico, similar al que existe en Murcia.

En medio de las nuevas ideas, el CEEM no abandona las clásicas luchas por evitar que se abran nuevas facultades de Medicina, se olviden los intereses de los estudiantes en el proceso de la troncalidad o mermen las relaciones con las sociedades científicas y de pacientes.

¿Qué herencia reciben de la legislatura liderada por Juan Pablo Carrasco y Domingo A. Sánchez?

Víctor Expósito, presidente del CEEM: Recibimos una herencia de visión. La idea que el Consejo puede ser mucho más para los estudiantes y que podemos aportar valor a los alumnos y a sus intereses, así como a la sociedad. Esa es la mayor herencia y no es pequeña.

La nueva visión también es una forma de comprender que tenemos cosas que aportar a la profesión médica, así como a las instituciones sanitarias y universitarias.

¿Qué decisiones creen que debieron asumirse de una forma diferente?

Víctor Expósito: En general, las decisiones que se tomaron han sido muy buenas. El acercamiento a instituciones, asociaciones de pacientes y sociedades científicas, además del impulso dado a los congresos o jornadas amplias, en las que puedan participar todos los estudiantes que quieran. Nosotros, por nuestra parte, queremos evitar que se pierda la perspectiva de este proceso y que se limite a una persona en concreto que tuvo una gran idea.

Por eso, creo que hubiera sentado unas bases fuertes, que es lo que estamos haciendo ahora, a través de un proyecto grande de estudio de todo el Consejo a 10 años vistas e impedir que, por un exceso de trabajo, se termine avanzando en temas que no tienen continuidad.

¿Existe la capacidad en el CEEM de mantener un proyecto durante una década?

Víctor Expósivo.
Víctor Expósito: Sí, en el Consejo tenemos un enfoque bastante continuista. Es común que se pase de un cargo a otro, ya que tenemos una visión y valores conjuntos relacionados con la representación estudiantil. En ese sentido, aunque cambiemos de cara, tenemos una línea de acción muy clara.

Estoy contento de que, cada vez más, estamos profundizando en esos valores y estoy convencido de que este proyecto saldrá bien y tendremos una línea nítida de actuación, pero siempre adaptándonos a las necesidades del momento.

¿El deseo de cambiar la imagen del CEEM es una forma de deslingarse de las anteriores legislaturas?

Leonardo Caveda, vicepresidente de Asuntos Externos: No para nada. El proyecto de la nueva imagen comenzó hace poco más de un año, donde se ha venido trabajado en el proceso de diseño, maquetado y decisión democrática de qué imagen queríamos. Ha sido un esfuerzo por aproximarnos a las imágenes corporativas actuales y no quedarnos en una desactualizada.

Buscamos, por lo tanto, que la imagen se adapte a la evolución constante de nuestra forma de defender los valores de los estudiantes.

¿En qué áreas están interesados en enfocar los esfuerzos para alcanzar nuevas metas?

Alejando Callizo, vicepresidente Asuntos Formativos: Los objetivos son, básicamente, los mismos. La primera, la vertiente reivindicativa que se centra en conseguir acciones e implicación, trabajando en el Foro de la Profesión Médica y con el Ministerio de Sanidad. La segunda, como órgano que impulsa la formación complementaria en la facultad de Medicina, hemos creado cuatro comisiones de trabajo: Salud Pública, Educación Médica, Residencia y Profesión; y Bioética. Cada una de ellas trabaja en su marco temático, permitiendo sacar nuevos proyectos.

Hace tres años también se creó la división de Formación, que es la encargada de ofrecer una educación extra en temas de comunicación y gestión de emociones. A lo que se debe sumar las jornadas para, inicialmente, formar a los formadores y, posteriormente, permitir que los alumnos aprendan estas habilidades.

Uno de los planes del CEEM es el aproximamiento autonómico e internacional, ¿cómo prevén lograrlo?

Leonardo Caveda.
Leonardo Caveda: Nos hemos dado cuenta que, a nivel estatal, hemos logrado muchas cosas, pero muchas decisiones y competencias están en las comunidades autónomas o en los espacios de educación superior de la Unión Europea, así como el común que se ha creado con Latinoamérica.

En las autonomías, partimos del principio que somos una asociación de organizaciones más pequeñas, por lo que debemos trabajar con ellas. En este sentido, en aquellas que solo tienen una facultad de Medicina, ser puente para que hablen con sus representantes, mientras que, en aquellas con más de una, servir de espacio de encuentro entre todos y acudir con una voz común.

En el ámbito internacional, tenemos dos enfoques: espacio de educación superior de la Unión Europea y su convergencia con el modelo latinoamericano. Buscamos que se haga una asociación de ‘CEEM’ para crear una red que nos permita, juntos, ir hasta Bruselas u otras organizaciones pertinentes para reclamar aquellos aspectos que nos afectan en común.

¿Cuáles son las autonomías que representan un gran reto para el CEEM?

Víctor Expósito: El reto está en adaptarnos a cada autonomía. Actualmente, ya hay una organización de estudiantes autonómico, como es el caso de Cataluña, donde mantienen conversaciones con las consejerías de Sanidad. Lo que queremos es que la voz de todos los estudiantes sea escuchada. En algunas será más fácil, porque solo hay una facultad, pero en otras habrá que encontrar un proceso de convergencia.

En Madrid, por ejemplo, ya tenemos un gran camino recorrido e, incluso, el Foro de Médicos de Atención Primaria de Madrid nos invita como entidad. Esperamos poder hacer lo mismo en otras comunidades.

En aquellas autonomías donde no hay facultades de Medicina, y esperamos sigan sin tenerla, hay estudiantes que tienen mucho que decir y ahí también vamos a estar.

¿Quiénes serán sus grandes aliados en este proceso de expansión?

Víctor Expósito: En el nivel internacional hay que tener en consideración que hay una organización de estudiantes de Medicina, que es la International Federation of Medical Student Associations. En España, hay la fundación para la cooperación que está vinculada con la federación y a la que nosotros estamos hermanados. Se trata, por tanto, de buscar sinergias y apoyos que sean representativos y permitan representar los intereses de los estudiantes.

En ese sentido, tiene existe un Foro Iberoamericano Médico y hemos planteado que, en la próxima reunión, coincida en lugar y tiempo con la de los estudiantes y poder acudir de forma conjunta a exponer los problemas que nos atañen a todos. A lo que se sumarán las asociaciones de estudiantes de todas las comunidades autónomas de España, con quienes prepararemos herramientas para que los propios estudiantes defiendan sus intereses locales.

¿Cómo es la relación que existe con los decanos de las facultades de Medicina?

Alejandro Callizo.
Alejandro Callizo: En general, la relación con los decanos es positiva. Trabajamos conjuntamente en el Foro de la Profesión Médica y fuimos invitados en la última asamblea de la Conferencia Nacional de Decanos, que fue en Cartagena y que coincidió con el Congreso de la Sociedad Española de Educación Médica (Sedem).

Víctor Expósito: Es importante entender que, para marcar líneas de futuro, la única forma de hacerlo es escuchando a los estudiantes. La realidad en la formación médica es muy cambiante y hemos visto como algunas facultades han aprobado sus modifica para cambiar sus planes de estudio. La única forma de hacer esto, y de asegurar que la formación médica responda a los intereses que tiene la ciudadanía, es que estemos todos unidos. En este sentido, apostamos en que se formen foros y estructuras con continuidad de trabajo en el que se agrupen a todos.

En Murcia, ya existe un Foro de la Profesión Médica, donde estamos los estudiantes. Lo que queremos es expandirlo al resto de comunidades autónomas y en Castilla-la Mancha ya se está trabajando, como en muchas otras autonomías. Como hemos visto, estos espacios de debate han salido muy bien y permiten compartir ideas y proyectos.

Además del temario MIR, ¿en qué otros aspectos discrepan con los decanos?

Víctor Expósito: Nosotros vamos a tener más puntos en común que divergencias con los decanos. En cuanto al temario MIR, lo que queremos es decirles a los decanos que se equivocan, que no tienen razón y que el temario MIR facilitaría la vida a los estudiantes, y a nadie más. En este sentido, permitiríamos que el estudiante fuese más autónomo al momento de preparar la prueba, sin ir en contra del trabajo de las facultades, porque no creemos, y en eso estamos de la mano con los decanos, que las facultades son los centros de preparación del MIR, sino un espacio para crear a los mejores médicos que necesite la sociedad.

En general, vamos de la mano y es una asociación natural. También es verdad que, en algunos temas, a nosotros nos gustaría ir más rápido de lo que pueden los decanos, sin que esto quiera decir que no quieran, ya que entendemos que se ven constreñidos por las estructuras universitarias. En este sentido, lo que le pedimos es que apoyen a las asociaciones de estudiantes a nivel local y que sean ellos los que puedan dar respuesta a las necesidades de los estudiantes, por medio de una vía universitaria extra docente, que también es muy formativa, a través de asociaciones, no solo de formación, sino también de cooperación.

Si los decanos apoyan este tipo de asociaciones de estudiantes −que permiten que los estudiantes viajen en verano a conocer los sistemas sanitarios de otros países y hacer prácticas clínicas o de investigación− podríamos suplir las carencias que la universidad no tiene capacidad de cumplir por ahora. En este sentido, mientras pedimos cambios para lo antes posible, los decanos tienen una visión de cuatro o cinco años, cuando ya no estemos en la universidad.

Los estudiantes de Enfermería ven con malos ojos la fusión de su facultad con la de Medicina, ¿qué valoración tienen de esta nueva tendencia en las universidades?

Leonardo Caveda: No hay una postura concreta del CEEM. Sin embargo, creemos que la polémica viene más de posturas personales encontradas que de un problema real. La profesión médica y la profesión enfermera conviven en el día a día y no hay grandes problemas, aún menos en el ámbito estudiantil, donde existe una excelente relación con la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermería, siendo con la que más y mejor relación tenemos.

Para nosotros no es una problemática tan grande como se está haciendo ver desde otros lugares.

Víctor Expósito.
Víctor Expósito: Mi facultad, en la Universidad de La Laguna, ha sido una de las que se ha fusionado y considero que los estudiantes debemos evitar que la unión termine, de forma secundaria, separando o alejando las estructuras universitarias del estudiantado.

¿Cuáles son las sociedades científicas a las que les gustaría acercarse en los próximos meses?

Alejandro Callizo: Históricamente, hemos venido teniendo relación con sociedades científicas, con el Foro de Atención Primaria, con el Foro de Pediatría y también, un poco más recientemente, con sociedades de pacientes. En este sentido, durante la última asamblea, celebrada en Barcelona, se firmaron los convenios con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder), con quienes se realizan iniciativas conjuntas y se busca sacar días mundiales. A lo que se suma la nueva colaboración con la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal).

Víctor Expósito: Todo lo que sea acercar la realidad a las facultades lo vemos positivo. La forma de hacerlo debe ser clara y con objetivos sólidos y sensatos, por lo que, con la Secpal, tenemos un proyecto para determinar qué se está enseñando, cómo se hace y tras hacer un balance de la formación, iremos a los decanos para que evalúen la situación y valoren los cambios. No hay que obviar que los decanos también representan a los estudiantes y abogan por la mejora continua de la calidad formativa.

La apertura de nuevas facultades de Medicina parece inminente, ¿existe un plan de contingencia?

Víctor Expósito: Por supuesto que lo hay. Desde hace tiempo hemos pedido que no se engañe a los estudiantes de Medicina y al que sueña con estudiarla, siendo una iniciativa que hemos llevado al Foro de la Profesión Médica y alcanzado su total apoyo. Nosotros no queremos que se abran nuevas facultades de Medicina porque no tenemos capacidad para formar a más residentes y porque no necesitamos más médicos, por lo que vemos como un engaño que se creen nuevas facultades para futuros profesionales que no tendrán salida profesional y se estimulen que uno de cada 10 médicos graduados deba salir de España.

El plan de contingencia pasa por seguir trabajando con el Foro de la Profesión Médica, y, con el respaldo del Ministerio de Sanidad en esta postura, sumaremos apoyos que inviten al replanteamiento de abrir nuevas facultades de Medicina. Lamentamos que algunas cabezas de Sanidad de varios partidos sigan considerando que debe existir un equilibrio entre los intereses de cada comunidad autónoma, siendo un discurso obsoleto, ya que en Islas Baleares no hay una falta de médicos, ya que cuentan con una alta tasa de fidelización del residente.

En caso de que persista esta idea de abrir nuevas facultades, no descartamos hacer movilizaciones por redes sociales y de calle para explicar a esas comunidades que estudiar Medicina no es la panacea y que se debe hacer por vocación de servicio y no porque esperan tener un empleo, sueldo o situación socioeconómica que no tendrán.


Leonardo Caveda, vicepresidente de Asuntos Externos; Víctor Expósito, presidente; y Alejandro Callizo, vicepresidente de Asuntos Formativos del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

¿Les preocupa que los cambios postelectorales deterioren la fluida relación que tienen con el Ministerio de Sanidad y Educación?

Leonardo Caveda: Esperamos construir unas buenas relaciones, como fuimos capaces con el ministerio actual. Además, sabemos que suelen cambiarse las caras visibles, pero los cargos técnicos pueden mantenerse. En este sentido, aunque pensamos seguir con la corriente reivindicativa, también seremos constructivos y cuando se llevan propuesta se suelen llegar a más fácil a un punto de acuerdo.

Víctor Expósito: El Ministerio entiende y ha asumido como propio la importancia del CEEM, siendo importante oír la opinión de los estudiantes de Medicina, ya que tienen algo que decir. Estamos tranquilos porque, tras mucho trabajo en los últimos años, se han creado las estructuras necesarias, como el Foro de la Profesión Médica y el Foro Sanitario dentro del Grupo Médico, donde estamos los estudiantes.

¿A quién rescatarían del Ministerio de Sanidad?

Víctor Expósito: Esto siempre es una opinión más personal, pero nosotros siempre nos hemos reunido con todos los ministerios, desde el socialista hasta el popular y el nuevo de Alfonso Alonso. En este sentido, estamos contentos con el desempeño realizado por Carlos Moreno que, como director de Organización Profesional, ha tenido un papel más técnico que político, pero muy atento a la opinión de los estudiantes.

¿Cómo valoran la evolución que está teniendo el proceso de la troncalidad?

Leonardo Caveda:
Valoramos muy positivamente las concesiones que hemos logrado, como la elección única y la elección democrática de los vocales. También estamos muy satisfechos en que nos acreditaran como asesores troncales y que vieran que necesitan la voz de quienes se formarán en ese sistema. Como novedad está nuestra lucha vinculada con el derecho de conformidad previa, donde pedimos, irónicamente, que se regule así como lo indica el Real Decreto de la troncalidad.

Vídeo completo de la entrevista.
¿Qué resultados prevén poder presentar en la próxima Asamblea General del 16 de abril?

Alejandro Callizo:
Sería interesante tener un convenio con la fundación de la OMC de cooperación y medicina humanitaria, para que el próximo verano puedan participar los estudiantes.

Víctor Expósito: La asamblea será también una oportunidad para ver dónde estamos y hacia dónde queremos ir, siendo de gran importancia la nueva meta de querer formar estudiantes en el área de cooperación y medicina humanitaria. Otro hito es la apuesta por actividades descentralizadas junto a las sociedades científicas, por lo que esperamos que sean un éxito esta nueva línea de trabajo.


Fuente:  http://www.redaccionmedica.com/noticia/el-ceem-salvariamos-a-carlos-moreno-en-sanidad-91951



Entradas populares