Google+ Followers

6/12/15

¡Hazme caso por favor!

¡Quiero que me escuches, que me mires a los ojos, que hables conmigo, no que estés tan pendiente de tu ordenador!

Merma la comunicación con el paciente y obliga a la rectificación
El ordenador en consulta: cuanto menos, mejor
El 80% de los pacientes han valorado positivamente la comunicación y calidad del servicio ofrecido por los médicos que no utilizaban el ordenador
Sábado, 05 de diciembre de 2015, a las 11:42
Redacción. Madrid
La tecnología genera interferencia entre médicos y pacientes. Según los datos obtenidos por un estudio realizado en Estados Unidos, los médicos que emplean el ordenador en la consulta alcanzan una comunicación menos efectiva con sus pacientes, quienes quedan insatisfechos con la atención recibida por, incluso, períodos de hasta seis meses.


La coautora de la investigación, Neda Ratanawongsa, asegura que aquellos médicos que están usando el ordenador suelen ‘desconectar’ con sus pacientes, por lo que dedican un margen superior de tiempo en desacuerdos con el paciente o en corregirle. Sin embargo, es una rutina que no perciben, por lo que el estudio revela que tanto el médico como el paciente terminan la consulta con una percepción muy diversa sobre la comunicación que han mantenido.


Para descubrirlo, los investigadores analizaron un grupo de 47 pacientes y 39 doctores de un hospital público, hablando por teléfono con el paciente antes de su cita, grabando la consulta y, una vez culminada, haciéndoles una breve entrevista. En este sentido, se descubrió que, mientras el 50 por ciento de las 25 consultas con alto uso del ordenador el paciente valoró positivamente la comunicación y calidad del servicio, en las 19 con un bajo uso de la tecnología alcanzó un nivel de aceptación superior al 80 por ciento.

La principal causa es que los médicos que más hacen uso del ordenador reducen el contacto visual y la comprensión, por lo que corrigen al paciente según la información del historial o medicamentos que encuentra en el sistema electrónico, pero sin escuchar la postura del paciente, “quienes sienten que no están siendo tomados en cuenta”, agrega Ratanawongsa.

Richard M. Frankel, autor de la editorial de la investigación, asegura que existen técnicas que permitan al doctor monitorizar la información digital, pero sin excluir a su paciente. “Es importante que el médico indique qué información hay en el ordenador y porque es importante que lo utilice durante la consulta. Asimismo, podría ayudar a que el paciente se sienta más cómodo mostrándole la pantalla, así podrán verla ambos al mismo tiempo”. No obstante, recuerda que el contacto visual y la cercanía ayudarán a que la relación entre ambos se mantenga más consolidada.

Entradas populares