Ir al contenido principal

Entrada destacada

Partos personalizados en el Hospital Universitario Infanta Sofía de la Comunidad de Madrid en San Sebastián de los Reyes.

La sanidad pública madrileña sigue avanzando con el objetivo de humanizar el parto. El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, trabaja por el bienestar de la embarazada hasta el punto de que ofrece un plan personalizado de parto. En este plan las embarazadas pueden tomar diversas decisiones que van desde la donación del cordón umbilical a la anestesia o la postura escogida para dar a luz. Elena es una de las que ha decidido escoger este plan. María, su matrona, se encarga de resolverle las dudas acerca del parto y le informa de los aspectos del mismo que puede elegir. Asimismo, puede visitar el paritorio, la habitación y tienen la posibilidad de consulta con un pediatra y un enfermero.
Fuente http://telemadrid.es/noticias/madrid/noticia/partos-personalizados-en-el-hospital-infanta-sofia

Un nuevo anticuerpo elimina con éxito el VIH.

Diario Médico



TRATAMIENTO


Los anticuerpos ampliamente neutralizantes (bnAb), que como indica su nombre son capaces de bloquear una amplia variedad de cepas del virus del sida (VIH), constituyen un campo de investigación para obtener inmunoterapias eficaces.


Un estudio clínico en fase I ha demostrado que la administración de una única inyección con uno de esos anticuerpos basta para acabar con la replicación viral en individuos infectados por el VIH. El trabajo, que se publica en Science Translational Medicine, apuntala una vía prometedora para desarrollar un potencial tratamiento o vacuna contra el sida.
El anticuerpo monoclonal empleado destruye un 90 por ciento de las cepas de VIH-1, al actuar sobre las moléculas de la superficie viral que se unen a los linfocitos T. El anticuerpo, denominado VRC01, fue sintetizado por los investigadores que han llevado a cabo este ensayo, con Rebecca Lynch, del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (Niaid), como primera firmante.
El estudio se ha realizado con individuos que o bien no habían recibido la terapia antirretroviral (TAR) o sí lo habían hecho. El anticuerpo resultó seguro en todos los pacientes y no elevó la toxicidad.
En los sujetos que no habían sido tratados, una sola infusión de anticuerpo monoclonal redujo de forma muy acusada la concentración de los virus en la sangre; incluso en algunos pacientes eliminó por completo el virus circulante. En cambio, en los que sí recibieron la TAR el anticuerpo no produjo ningún efecto, pues los virus ya estaban suprimidos.
Un posterior análisis de estos resultados reveló que algunos pacientes que no respondieron al anticuerpo estaban infectados por cepas del virus resistentes o menos sensibles a esta molécula. En conjunto, los datos sugieren que este anticuerpo neutralizante, potencialmente en combinación con otras terapias, podría suprimir la infección en determinados pacientes.