Las venas varices se caracterizan por una acumulación de sangre en las venas las cuales comienzan a dilatarse, inflamarse y elevarse en la superficie de la piel, produciendo las denominadas varices, causando dolor o sensación de pesadez en las piernas al estar largo tiempo de pie o sentada(o) con las piernas cruzadas, suele presentarse con más frecuencia  en las mujeres, no obstante muchos hombres las padecen.


Las venas varicosas se desarrollan cuando la sangre no fluye adecuadamente a través de las venas superficiales de las piernas, todas estas venas contienen válvulas de una vía para asegurar que la sangre fluya hacia el corazón, pero cuando fallan permiten que la sangre fluya hacia atrás dando como resultado una sobrecarga de presión, sobre todo cuando nos encontramos de pie, este exceso de presión lleva al ensanchamiento de las venas que no se cierran correctamente, lo que da lugar a la formación de varices.

Las varices pueden presentarse por diferentes causas las más comunes son:

Utilización de prendas de vestir muy ajustadas pues no permiten que tengas una buena circulación.
Uso de calzado con tacón muy alto, pues dificultan el retorno venoso a través de la bomba de impulsión muscular, puesto que modifica la forma natural de caminar para la que está diseñada la almohadilla plantar. Es por esto que no son recomendados si se usan diariamente y por muchas horas. Lo mejor es un tacón no superior a 3 cms para tu cotidianidad, evitarás también problemas articulares.
Sobrepeso, sedentarismo, menopausia o vejez.
Permanecer de pie por períodos prolongados, o por permanecer sentado con las piernas cruzadas durante un periodo de tiempo sin realizar movimientos de los miembros inferiores.
Por tromboflebitis, los cuales son coágulos que dificultan el recorrido normal de la sangre dificultando una buena circulación.
En el embarazo, sin embargo, las venas que aparecen durante la gestación suelen desaparecer con el paso del mismo, dos o tres semanas después del parto.
Antecedentes genéticos o hereditarios  por alteración de la pared del  vaso que lleva con el tiempo a la aparición de várices o úlceras varicosas.

Existen un sin fin de trucos para mejorar la apariencia de tus piernas te indicaremos los más acertados para combatir las venas varices.

Medias de compresión

El uso de medias de compresión bien sea hasta la pantorrilla o en toda la extremidad, pues estas medias ejercen presión sobre las venas superficiales disminuyendo la acumulación de sangre en las piernas mejorando el retorno venoso, disminuye la intensidad del dolor y sobre todo la aparición de úlceras varicosas.

Masajes

Realiza masajes en las piernas para aumentar la circulación, puedes utilizar La mezcla de seis dientes de ajo finamente picados, con aceite de oliva y zumo de limón, reposado durante 12 horas, lo puedes aplicar diariamente haciendo masajes con golpecitos suaves del tobillo hacia la pelvis.

Mantén tus piernas en alto

Cuando se sufre de várices la sangre dentro de las venas no circula bien y comienza a acumularse, por eso es saludable que cuando estés acostada, subas tus piernas por 2 minutos. Así forzamos la circulación y comenzará a fluir mucho más sin estancarse.

Compresas

Aplica una compresa de agua caliente con vinagre de manzana por 2 minutos sobre la zona afectada y sin presionar, a la máxima temperatura que puedas soportar. Después, aplica otra compresa con agua fría durante medio minuto. Alterna estas dos compresas por 10 minutos, terminando el proceso con la compresa fría.
Ejercicio
Caminar al menos media hora diaria nos ayudará a estimular la circulación sanguínea de las piernas y evitar el estancamiento. Pero el exceso de actividad física puede ser igual de perjudicial que el reposo, por esto es importante que personas que tienen trabajos en los que permanecen de pie muchas horas descansen, pues esta sobrecarga es también causa de varices.

Compresas de áloe vera

El cristal o pulpa de la sábila aloe vera es un excelente y eficaz remedio para tratar las várices. Tibia el cristal y aplícalo en compresas sobre la zona afectada por la noche, antes de dormir, deja las compresas de sábila actuando durante toda la noche y retíralas por la mañana siguiente.
También te puede interesar › 5 trucos para combatir las estrías.

Mascarilla de zanahoria, sábila y vinagre

Solo necesitas una zanahoria, una  hoja de sábila y 2 cucharadas de vinagre de manzana. Retira el cristal de la sábila y mezcla con los demás ingredientes en una licuadora hasta obtener una especie de crema, posteriormente aplicas la mascarilla sobre las piernas y la dejas actuar por 30 minutos, enjuagar suavemente con bastante agua fría y sécate con cuidado, esto mejorará la circulación y la apariencia de tus piernas.
Estos tips te ayudarán a mejorar la circulación de tus piernas y a disminuir la apariencia de las venas varices pero es importante que seas constante, que comas saludablemente y que incluyas actividad física, una mente sana te otorga un cuerpo sano.