29/5/16

El Dr. Javier Martínez Alegre, coordinador de la Unidad de Coloproctología del Hospital Universitario Infanta Sofía nos ofrece extraordinarios remedios para reducir las molestias de las hemorroides".





Las hemorroides o almorranas son venas hinchadas situadas en el ano que provocan picor y dolor. El sangrado es el signo principal para su diagnóstico. “Los síntomas pueden empeorar debido a la irritación por heces duras o por la química de sustancias como cafeína, teína, especias, alcohol o heces líquidas ácidas, entre otros”, explica Javier Martínez Alegre, coordinador de la Unidad de Coloproctología del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Infanta Sofía, en Madrid.

Cremas y pomadas

Para aliviar los síntomas, Martínez indica que existen multitud de cremas y pomadas en el mercado. “Solo en el caso de una crisis hemorroidal deberíamos añadir estos tratamientos de aplicación tópica para reducir el edema y la inflamación. En el caso de que la persona tenga un dolor importante podríamos añadir algún analgésico”, explica.
Advierte que “muchas de las pomadas y toallitas que se venden contienen jabones y corticoides, por lo que su uso excesivo podrían causar prurito y dermatitis local, empeorando la sintomatología de las hemorroides”.
La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) destaca también que las pomadas pueden aliviar, pero no curar. Sugieren no utilizarlas durante más de una semana, ya que, “a la larga, pueden dar lugar a la atrofia de la piel del ano”.

Remedios

Además de estos tratamientos, Martínez da una serie de remedios y pautas capaces de reducir las molestias de las almorranas.
  • Evitar el estreñimiento: “el estreñimiento provoca un sobreesfuerzo en las deposiciones y puede incrementar el dolor”, afirma. Para ello, sugiere llevar una dieta rica en fibra y líquidos abundantes. Semfyc añade que, si aumenta el volumen de las heces, estarán menos tiempo en los intestinos y tendrá menos dolor al ir al baño.
     
  • Emplear de forma moderada los laxantes, si fueran necesarios: Martínez alude a su uso moderado, mientras Semfyc indica que es mejor no usarlos sin indicación del médico. “Pueden causar dolor de barriga y diarrea, lo que agravaría las hemorroides”, señalan.
     
  • Realizar baños de asiento con agua templada y jabón: estos baños consisten en sumergir la zona del ano en agua tibia, no demasiado caliente, durante 10-15 minutos, 3 o 4 veces al día. Con ello se calma el dolor.
     
  • Limpiar con esponja o toallitas húmedas: el coloproctólogo afirma que estas disminuyen la sintomatología de las hemorroides. Semfyc, por su parte, insiste en que la higiene correcta del ano es fundamental. Recomiendan el uso de un jabón neutro, aunque matizan que no es bueno lavarlo más de uno o dos veces al día.
     
  • Hacer ejercicio físico frecuentemente: Martínez subraya que el sedentarismo empeora los síntomas de las hemorroides. “Si por su trabajo debe estar muchas horas sentado, fuera del mismo debería evitar sentarse y realizar ejercicio de manera regular”. Semfyc puntualiza: “Es bueno hacer ejercicio, pero habría que evitar actividades como ir en bicicleta, montar a caballo o el remo”.
     
  • Evitar el exceso de tiempo para realizar la deposición: se debe ir al váter cuando se necesite, pero hay que tratar de no estar sentado demasiado tiempo en la taza, ni hacer muchos esfuerzos para vaciar los intestinos.
     
  • Reducir el consumo de café: también el exceso de sal, las especias, los ácidos, el chocolate, los picantes y el alcohol.
     
  • Aunque piquen, no rascar: si se frotan o rascan las hemorroides se irritan más.
     
  • Aplicar hielo si se hinchan: Semfyc sugiere poner hielo unos minutos y, “si se salen del ano, lo mejor es intentar devolverlas a su posición habitual haciendo una leve presión con el dedo”.

FUENTE

 

 


Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...