Ir al contenido principal

Entrada destacada

Partos personalizados en el Hospital Universitario Infanta Sofía de la Comunidad de Madrid en San Sebastián de los Reyes.

La sanidad pública madrileña sigue avanzando con el objetivo de humanizar el parto. El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, trabaja por el bienestar de la embarazada hasta el punto de que ofrece un plan personalizado de parto. En este plan las embarazadas pueden tomar diversas decisiones que van desde la donación del cordón umbilical a la anestesia o la postura escogida para dar a luz. Elena es una de las que ha decidido escoger este plan. María, su matrona, se encarga de resolverle las dudas acerca del parto y le informa de los aspectos del mismo que puede elegir. Asimismo, puede visitar el paritorio, la habitación y tienen la posibilidad de consulta con un pediatra y un enfermero.
Fuente http://telemadrid.es/noticias/madrid/noticia/partos-personalizados-en-el-hospital-infanta-sofia

Para animar la estancia de los menores hospitalizados e invitarles a comer bien el Doctor Menú llega a las bandejas entre juegos y dibujos en el Hospital Universitario Infanta Sofía.



Bob Esponja come con los peques del Infanta Sofía

Para animar la estancia de los menores hospitalizados e invitarles a comer bien el Doctor Menú llega a las bandejas entre juegos y dibujos




La hora de la comida se coniverte en un aliciente divertido para los niños ingresados gracias al Dr. Menú



Se trata de una iniciativa del hospital universitario y del grupo de restauración Sodexo que pretende humanizar la estancia de los más pequeños mientras permanecen ingresados. Un programa que consiste en la decoración de las bandejas de comida con divertidas imágenes de Mickey Mouse o Bob Esponja, además de presentan los alimentos en forma de sonrisa, animales, etc. Una forma de invitarles a comer bien y olvidarse de que están en un hospital, como destaca Susana de Caso, supervisora de enfermería de la planta de Pediatría.
Las bandejas llegan hasta las habitaciones con coloridos manteles de papel que incluyen juegos, adivinanzas, recortables y ceras para colorear. Aunque los platos aún son más divertidos con gusanos de gominola que salen de las manzanas, payasos de arroz blanco vestidos con tomate frito o gelatinas sonrientes. Así, los pequeños reciben con entusiasmo el menú, y lo mejor: se lo comen todo.
Una iniciativa que mantiene las raciones establecidas y los parámetros de los nutricionistas, así tanto médicos como padres están encantados y los niños mucho más.
Ir a la fuente