Google+ Followers

14/9/16

Vicente Matas, vocal nacional de Atención Primaria urbana de la OMC.su reflexión para mejorar la calidad asistencial y la vida profesional de los facultativos y hacer los hospitales mucho más eficientes” nos dice: “Yo empezaría por hacer de las guardias médicas algo voluntario y las vacantes reforzarlas con nuevas contrataciones”.


Sustituir guardias médicas por turnos de 8 horas a cambio de 900 euros más
 Vicente Matas, vocal nacional de Atención Primaria urbana de la OMC.

La mayoría de los puestos de trabajo no superan jornadas de ocho horas. Entonces, ¿por qué un médico, con la responsabilidad que conlleva su labor sobre el paciente, debe hacer guardias en las que está activo hasta 24 horas seguidas? ¿Qué requisitos son necesarios para que se establezcan tres turnos de ocho horas que cubran las 24 horas del día? Vicente Matas, vocal nacional de Atención Primaria urbana de la OMC y experto en estas cuestiones, afirma que el modelo de guardias que ha pervivido “surgió para suplir las Urgencias con la misma plantilla de médicos, si bien las enfermeras, auxiliares, celadores… sí trabajan a turnos”.

Matas señala que en su creación eran “más relajadas”: “Se estaba en expectativa de si surgía algo pero daba tiempo a descansar, no como ahora que son asfixiantes y prácticamente no hay reposo durante todas esas horas”, matiza. A su juicio, la situación “cada vez es más insostenible y habrá que plantearse que no puede seguir así”. ¿La solución? “Más inversión”, asevera. En concreto, para que fueran posibles turnos de ocho horas de médicos, este experto estima que el salario base debería aumentar “al menos 900 euros” y contratar “el doble de médicos”, lo que establecería una retribución mínima de 2.000 euros. “Luego deberían reforzarla con los aumentos de sueldo que va logrando cualquier trabajador con el paso del tiempo”, añade.

“Las guardias son un complemento clave para maquillar un salario base muy bajo”, narra Matas, que reconoce que el cambio no se podrá hacer con rapidez sino que deberá ser muy gradual. “Los centros sanitarios no están organizados para algo así”, arguye. “Yo empezaría por hacer de las guardias algo voluntario y las vacantes reforzarlas con nuevas contrataciones”, cuenta. En su opinión, ese cambio de paradigma no solo mejoraría la calidad asistencial y la vida profesional de los facultativos sino que “haría a los hospitales mucho más eficientes”. “La vocación del médico, su esfuerzo, nos ha llevado a esta situación, pero no puede seguir así”, sentencia, consciente de que los famélicos presupuestos de estos años complican en gran medida este tipo de cambio.

Entradas populares