Ir al contenido principal

Entrada destacada

Partos personalizados en el Hospital Universitario Infanta Sofía de la Comunidad de Madrid en San Sebastián de los Reyes.

La sanidad pública madrileña sigue avanzando con el objetivo de humanizar el parto. El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, trabaja por el bienestar de la embarazada hasta el punto de que ofrece un plan personalizado de parto. En este plan las embarazadas pueden tomar diversas decisiones que van desde la donación del cordón umbilical a la anestesia o la postura escogida para dar a luz. Elena es una de las que ha decidido escoger este plan. María, su matrona, se encarga de resolverle las dudas acerca del parto y le informa de los aspectos del mismo que puede elegir. Asimismo, puede visitar el paritorio, la habitación y tienen la posibilidad de consulta con un pediatra y un enfermero.
Fuente http://telemadrid.es/noticias/madrid/noticia/partos-personalizados-en-el-hospital-infanta-sofia

Exención de guardias a las sanitarias embarazadas sin reducción salarial.

El Servicio Madrileño de Salud reconoce este derecho durante embarazo y lactancia sin ninguna contrapartida económica

La Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermasha hecho pública este viernes una instrucción por la que se reconoce el derecho a la exención de guardias a las profesionales sanitarias durante el embarazo y lactancia sin ninguna reducción en el salario que venían percibiendo.



 
La retribución de estas profesionales se llevará a cabo mediante un prorrateo de lo percibido en concepto de atención continuada en los seis meses anteriores. La Administración ha recogido unareivindicación planteada por sindicatos como Amyts y que fue tratada en las últimas reuniones de laComisión Central de Salud Laboral como en la Mesa Sectorial de Sanidad.
 
Según este sindicato, esta modificación era necesaria para cumplir las normativas sobre igualdad y sobre prevención de riesgos laborales, ya que la situación suponía, a su juicio, una “penalización económica” y una discriminación por las situaciones de embarazo y lactancia.
 
La instrucción, que también alude a las situaciones de turnicidad y de horario nocturno, hace hincapié al derecho a continúar percibiendo las mismas retribuciones aunque estas mujeres cambien sus horarios. Desde Amyts se ha expresado su satisfacción “por la correcta solución a un problema que afectaba a profesionales embarazadas o durante su periodo de lactancia”.
Fuente