Google+ Followers

17/2/17

AtreMorine, la apuesta española para tratar la enfermedad de Parkinson.

Enfermedad de Parkinson : Hallan dos claves de la neuroprotección y del aumento natural de la dopamina

Ramón Cacabelos, uno de los mejores especialistas en el mundo en los trastornos neuro-degenerativos y en la medicina genómica, y su equipo han terminado estudios preclínicos y clínicos con un nutracéutico llamado AtreMorine. Los resultados excepcionales muestran que AtreMorine protege las neuronas dopaminérgicas y aumenta significativamente la dopamina en el organismo de manera natural y sin ningún efecto secundario no deseado.
http://snip.ly/wdtb2#https://vivirmejorparkinson.com/enfermedad-de-parkinson-hallan-dos-claves-de-la-neuroproteccion-y-del-aumento-natural-de-la-dopamina/
La enfermedad de Parkinson, con sus síntomas conocidos como los temblores, la rigidez, la lentitud de los movimientos, la depresión y otros, se debe principalmente a la degeneración progresiva de las neuronas dopaminérgicas. Estas neuronas dopaminérgicas son originalmentebastante raras en el cerebro y se van muriendo poco a poco con el tiempo.
Se estima que cada 10 años todas las personas pierden cerca del 5 al 10 % de estas neuronas y esto empieza más o menos a partir de los 20 años. Esta degeneración se produce aún más rápidamente entre los enfermos de Parkinson y se estima que cuando la pérdida de estas neuronas es cerca del 60 al 80 % todos los síntomas conocidos de esta enfermedad aparecen.
Para producir la dopamina, el organismo necesita su precursor la L-dopa. Si se da justamente L-dopa al organismo, éste lo transforma en dopamina. Si el cuerpo no puede producir suficientemente la dopamina a través de sus neuronas dopaminérgicas porque un número demasiado grande ya murió, entonces le damos los medicamentos de L-dopa sintética que producen buenos resultados durante un promedio de 3 a 10 años. Pero así como lo sabemos, desgraciadamente, a pesar de los resultados muy interesantes y confirmados sobre los síntomas especialmente en las fases iniciales, estas medicinas convencionales no representan una cura y la destrucción de la neuronas dopaminérgicas restantes continúa.
El profesor Ramón Cacabelos y su equipo estudiaron y elaboraron durante siete años este bioproducto excepcional que tiene varias funciones impresionantes sobre los trastornos por falta de dopamina como es el caso de la enfermedad de Parkinson.
Este estudio fue publicado recientemente en el “Journal of Genomic Medicine and Pharmacogenomics Scitcentral”, dando todos los resultados pre-clínicos y clínicos de este nutracéutico cuyo denominación científica es E-PodoFavalin-15999, distribuido bajo el nombre de AtreMorine.
Los participantes de este estudio clínico fueron divididos en dos grupos: de un lado los enfermos de Parkinson que ya estaban en tratamiento de duración larga con los medicamentos antiparkinsonianos clásicos y al otro lado los enfermos de Parkinson que nunca habían tomado tratamiento médico contra el Parkinson.
La primera observación fue que el 100 % de los pacientes sin ningún tratamiento antiparkinsoniano presentaban una hypodopaminemia dramática, con los niveles de plasma de dopamina por debajo de los 20 pg/mL. Esto es demasiado bajo para el organismo y por eso es importante tratarlo en el caso de la enfermedad de Parkinson.
En cuanto a los otros resultados científicos de este estudio, ellos fueron numerosos, muy prometedores y alentadores en ambos grupos de pacientes dando grandes soluciones para ayudar a los enfermos de Parkinson :
El primero de los efectos benéficos de AtreMorine, revela el estudio científico, es que permite proteger a las neuronas dopaminérgicas de manera selectiva, es decir :
“Hasta ahora, ningún remedio permitía parar o disminuir de manera significativa la pérdida de las neuronas dopaminérgicas, pero gracias a AtreMorine eso ahora ya es posible.”
El segundo efecto benéfico más importante de AtreMorine para los pacientes de parkinson revelado en el estudio, es su capacidad de aumentar significativamente los niveles de dopamina en el organismo gracias al contenido enormemente rico en L-DOPA natural (concentración media: 20 mg/g). Así el estudio científico demostró que :
“Una sola toma de 5-10 gramos de Atremorine aumenta los niveles de dopamina de un 500% a un 4000% a los 30 minutos, con una duración del efecto de más de 12  horas, mejorando en paralelo los síntomas cardinales de la enfermedad de Parkinson: temblor, bradicinesia y rigidez.”
El nutracéutico está compuesto por 100% de extractos naturales de plantas con un método de extracción patentado que protege a los principios activos. Así, la buena noticia es que el estudio revela que el nutracéutico fue tolerado por el 100 % de los pacientes sin ningún efecto secundario indeseado.
AtreMorine ha demostrado también tener otros efectos benéficos sobre la regulación poderosa de la noradrénaline y sobre las hormonas de la glándula pituitaria, como el prolactin y la hormona de crecimiento que son parte del control de la neurotransmisión dopaminérgica supra-hypothalamic, así citado en el estudio.
La noradrénaline como la dopamina son muy importantes en la regulación del humor. La tristeza y la depresión son unos fenómenos observados en casi el 30 % de los pacientes de parkinson.
El estudio propone que Atremorine puede ser tambien una solucion para:
  • Reducir el fenómeno “Wearing off” o “deterioro de la fin de dosis” (observado esencialmente en las fases intermedias y avanzadas).
  • Ayudar a ampliar el efecto terapéutico de los medicamentos antiparkinsonianos convencionales y retrasar la pérdida de la respuesta de larga duración (desde la fase inicial hasta la fase avanzada).
  • Reducir al mismo tiempo los efectos adversos de corte y larga duración (desde la fase inicial hasta la fase avanzada).
El estudio revela justamente que la co-administración del nutracéutico AtreMorine con medicamentos antiparkinsonianos, permite tener una reducción de dosis de medicinas convencionales entre el 25 y el 50 %, con ventajas clínicas significativas y una reducción de los efectos adversos de corto y largo plazo de estas medicinas. Por consecuencia, los enfermos podrían utilizar los medicamentos antiparkinsonianos sobre un período mucho más largo. 
Así, este nutracéutico mostró su utilidad en todas las fases de la enfermedad de Parkinson (fases iniciales, intermedias y avanzadas). Podría ser también una opción de interés particular para los pacientes que tienen reacciones adversas graves y que no pueden tomar medicamentos antiparkinsonianos o tengan una mayor tolerancia a los productos naturales.
Los resultados prometedores de este estudio científico sugieren que AtreMorine contribuirá a mejorar notablemente la vida de miles de personas y familias en la actualidad. No solo ayudando a las personas que ya sufren con esta enfermedad de Parkinson y que necesitan una ayuda urgente ahora mismo, pero también a la prevención para personas a riesgo expuestas a un alto grado de pesticidas por ejemplo, o que tienen antecedentes familiares y que también desean protegerse.
Esta ayuda se sitúa ante todo en complemento de los medicamentos anti-parkinsonianos que tienen efectos benéficos sobre los síntomas.
Otros artículos sobre el nutracéutico están disponibles sobre los sitios Web de las revistas científicas siguientes: : “Journal of Nutrition & Food Sciences”; Clinical & Medical Biochemistry“;  “Predictive, Preventive and personalized Medicine & Molecular  Diagnostics” ; “Journal of Exploratory Research in Pharmacology”
Por el momento, el nutracéutico Atremorine está disponible únicamente sobre los sitios internet oficiales del producto.

Entradas populares