Google+ Followers

4/4/17

Tomar agua caliente por la mañana te cambiará la vida..


Beber una taza de agua caliente en ayunas es una alternativa perfecta si no toleramos bien el limón a primera hora de la mañana. Nos ayudará a depurar toxinas. Beber agua caliente en ayunas es una práctica sana y sencilla que vale la pena introducir en nuestras rutinas diarias. Algo tan fácil trae múltiples beneficios y ningún efecto secundario.
Más aún, si eres de esas personas a las que tomar un vaso de agua tibia con limónle parece algo fuerte y tu estómago no acaba de asimilarlo como esperas, no dudes en recurrir a una taza solo con agua caliente.
No te pierdas estas 7 buenas razones por las cuales, vale la pena iniciar esta sana costumbre. ¡Anímate a probarlo al menos durante 15 días!

1. TE AYUDA A PERDER PESO


Por sí solo, beber agua caliente no te va a permitir perder esos kilos de más. Es un mediador, una forma sana y estupenda de propiciar, junto con una correcta alimentación, la depuración de grasas y regular nuestro peso.
  • El agua caliente acelera nuestro metabolismo.
  • Ayuda a depurar toxinas.
  • Mejora las digestiones.
  • Combate el estreñimiento.
Al mejorar procesos tan básicos como estos, cuidamos de nuestro equilibrio corporal, algo infalible que, complementado siempre con una buena dieta y algo de ejercicio, nos permite mejorar nuestra figura.

2. AGUA CALIENTE PARA EQUILIBRAR EL SISTEMA NERVIOSO

Una buena forma de mejorar la salud de nuestro sistema nervioso es beber agua caliente en ayunas. Ese primer instante de la mañana es siempre el idóneo porque nuestro estómago está más receptivo.
Si lo que hacemos, por ejemplo, es desayunar solo una taza de café, lo que conseguimos es obtener energía, pero también acidificaremos el organismo.
  • Un organismo ácido es un cuerpo que tiende a acumular toxinas, a retener líquidos y a sobreexcitar el sistema nervioso.
  • Si bebes agua caliente en ayunas, el estómago se depura y se prepara para digerir mejor los nutrientes. Todo ello propicia un clima interior más puro y libre de toxinas que mejora la salud de nuestro sistema nervioso.
  • No dudes en empezar el día con una taza de agua caliente y, al cabo de 20 minutos, seguir con un buen desayuno rico en fibra y proteínas.

3. TRATA LOS CALAMBRES MENSTRUALES

Seguro que también tú padeces esos molestos calambres menstruales que se concentran en el abdomen y el vientre. Solo encuentras alivio estando sentada, y el malestar puede ser tan acentuado que incluso te impide hacer vida normal.
  • En ocasiones, algo tan sencillo como tomar algo caliente actúa como un fantástico sedante suave que merece la pena probar.
  • No dudes en tomar agua caliente en una taza, e ir bebiendo pequeños sorbitos para encontrar alivio.

4. BEBER AGUA CALIENTE PARA MEJORAR LAS DIGESTIONES

Algo que merece la pena tener en cuenta es el hecho de que beber agua mientras comemos no es recomendable. A nuestro estómago llegan los alimentos mezclados con el agua, con lo cual, sobrecargamos sus funciones.
Lo más adecuado es beber un vaso de agua antes de comer, y si es tibia o caliente mucho mejor. Depuramos el intestino y el propio estómago, lo preparamos para la recepción de los alimentos y facilitamos además la correcta absorción de los nutrientes.

5. COMBATIMOS EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO

Puede que te sorprenda si te decimos que el agua caliente combate el envejecimiento prematuro. Tal y como te hemos señalado al inicio, este remedio es un complemento que introducir en nuestras rutinas diarias para favorecer la salud.
  • Beber agua libera toxinas del organismo, y un organismo libre de bacterias o elementos nocivos que nos enferman puede luchar mejor contra los radicales libres que favorecen el envejecimiento prematuro.
  • Piensa también que nuestra piel necesita una correcta hidratación interior para estar elástica y tonificada. El agua caliente, a diferencia de la normal o fría, potencia aún más esta hidratación al mejorar la transpiración y la efectiva eliminación de toxinas.
¡Vale la pena tenerlo en cuenta!

6. NOS PROTEGEMOS MEJOR CONTRA INFECCIONES

Si estás pasando una época de resfriados o dolores de garganta, no dudes en tomar agua caliente o tibia con regularidad. Combatirás la congestión, la inflamación y te permitirá tratar cualquier infección.
El agua caliente, además de eliminar virus, toxinas y bacterias, trata el tejido inflamado o enfermo. Lo limpia y reduce el dolor. Recuerda beberla a pequeños sorbitos y en momentos espaciados.

7. MEJORA LA SALUD DEL TRACTO URINARIO

Una forma de combatir las infecciones de orina y de mejorar, además, nuestra salud renal es bebiendo agua caliente. Nada mejor que empezar el día con un vaso de agua caliente en ayunas después de haber ido al baño.
Es habitual que durante toda la noche retengamos una cantidad considerable de orina, y con ella, tóxicos y bacterias que pueden quedarse adheridas a la vejiga.
  • Después de ir al baño, no dudes en beber una taza de agua caliente, de ese modo proteges la salud de tu vejiga (ya vacía) al desprender esos elementos nocivos.
  • Limpiamos todo el tracto urinario de modo efectivo y facilitamos, además, el efecto diurético.
Así que dinos… ¿Empiezas mañana mismo a tomar esa taza de agua caliente en ayunas? ¡Tu salud lo va a notar!

Entradas populares