Google+ Followers

19/5/17

Lenzetto, el nebulizador dosificador transdérmico para la terapia hormonal sustitutiva en menopausia



Los ginecólogos apuestan por individualizar los protocolos o guías de manejo de los miomas uterinos en los hospitales incluyendo el tratamiento médico con Acetato de Ulipristal 5 mg (Esmya) como primera línea. "Es un cambio importante, pero hay que ir por ahí. La cirugía no va a desaparecer, pero el tratamiento médico siempre hay que tenerlo en cuenta a la hora de enfrentarnos a una paciente con miomas uterinos. Va a estar en el centro", ha señalado el Dr. Mikel Goitia, ginecólogo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Cruces (Vizcaya).
"Cualquier cambio en Medicina conlleva cierta resistencia, y lo que hay que hacer es ir poco a poco venciéndola para que no sólo en los hospitales sino todos los ginecólogos tengan en su cabeza que hay un arma más, el Acetato de Ulipristal 5 mg, que no es la única pero en algunos casos sí la mejor opción", ha indicado el Dr. Ignacio Cristóbal, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Sanitas La Zarzuela, quien ha añadido que "este tratamiento médico tiene mucho hueco, ya que consigue controlar el sangrado, disminuir el volumen del mioma, y mejorar el dolor y la calidad de vida de la paciente, además de ser seguro".
Ambos especialistas han participado en el simposio Ginecología endocrina, moderado por la Dra. Mercedes Andeyro, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General de Villalba de Madrid, celebrado en el marco del XI Curso Diatros, que ha tenido lugar en Barcelona con el lema Cuidando de la salud de las mujeres: Iniciativas y retos.
"Antes nuestros protocolos eran para tratamiento quirúrgico de los miomas. Desde la aparición del Acetato de Ulipristal 5 mg, tenemos un mayor número de pacientes en primera línea con el tratamiento médico, y cada vez vamos a conseguir que más pacientes no pasen a cirugía y controlen sus síntomas, como el sangrado abundante o el dolor, con el tratamiento médico", ha explicado la Dra. Andeyro.
El tipo de paciente como eje
El Dr. Goitia ha hecho hincapié en la individualización de los protocolos. "Las guías de manejo las tiene que marcar la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) pero cada hospital tiene que tener un protocolo adaptado a su día a día, y dentro de cada protocolo, hay que adaptarse a cada paciente. Estas guías de manejo de los miomas uterinos tienen que tener unos objetivos y los medios para cumplirlos, y en función de cada paciente, una opción u otra de tratamiento. Y el tratamiento médico, aunque no es lo único, será la piedra angular", ha explicado el ginecólogo del Hospital de Cruces.
Para el Dr. Cristóbal, el tipo de paciente es lo importante. "Puedes tener un protocolo de mínimos, pero hay muchos tipos de miomas y de clínicas con algoritmos muy complejos, y eso es difícil incluirlo en un protocolo", ha advertido.
En este punto, la Dra. Andeyro ha señalado que los protocolos "se han complicado", pero, en su opinión, "todo es favorable para la paciente, que cuenta con más estrategias". En la misma línea, el Dr. Goitia ha añadido que el manejo de los miomas "es mucho más difícil ahora que antes, ya que disponemos de más armas, todas buenas, pero algunas mejores que otras en determinados momentos, como es el caso del Acetato de Ulipristal 5 mg, con indicación preoperatoria e intermitente repetida, y eso es lo que el ginecólogo debe tener en la cabeza".
El especialista de Cruces ha insistido en que la puerta de entrada debe ser siempre la paciente, y no el mioma. "Primero hay que realizar la anamnesis y ver el perfil de la paciente, y después el tipo de mioma nos orientará en cómo hacer las cosas. En histeroscopia, por ejemplo, siempre optamos por el tratamiento preoperatorio con Acetato de Ulipristal 5 mg, ya que favorece la histeroscopia, sobre todo, la ambulatoria. Con miomas sintomáticos, siempre escogemos el tratamiento médico y en deseo de gestación, el objetivo fundamental es normalizar la cavidad con tratamiento médico, no quitar el mioma".
Innovación en TH transdérmica
Durante este simposio, los especialistas también han debatido sobre las nuevas formas de terapia hormonal transdérmica y se ha presentado una nueva solución para la terapia hormonal sustitutiva en la menopausia, el nebulizador dosificador transdérmico Lenzetto, como estradiol en monoterapia, que llegará al mercado en los próximos meses, comercializado por Gedeon Richter.
"Es un hecho que la terapia hormonal sustitutiva de la mujer menopáusica sintomática está de vuelta y esperamos que para quedarse", ha destacado el Dr. Joaquín Calaf, catedrático emérito de Ginecología de la UAB y Director del Programa de Reproducción Asistida del Hospital de  Sant Pau – Fundación Puigvert de Barcelona, quien se ha referido a las características de una administración ideal de estradiol: "Tiene que evitar el paso hepático, ser fraccionable y adaptable a la respuesta, `amable´ para la piel, poco dependiente de la usuaria y discreta".
El nuevo e innovador nebulizador transdérmico ha indicado, el Dr. José María FernándezMoya, jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Nisa–Vithas Pardo de Aravaca, es fácil de usar, práctico y preciso, y combina las ventajas de una posología individualizada y la comodidad de uso. "Existen tres opciones posológicas en un solo aplicador que permiten que las pacientes inicien la terapia con la dosis más baja y la aumenten de forma gradual de acuerdo a las indicaciones de su médico", ha explicado y ha añadido que la terapia estrogénica se iniciará con la dosis más baja posible y se utilizará durante el menor tiempo posible. 
Según sus palabras, "este dispositivo administra una dosis baja de 17?-estradiol, que se nebuliza sobre una pequeña zona del antebrazo o del interior del muslo. El estradiol se administra por vía transdérmica a través de un aplicador nebulizador, un método mucho más discreto que incluso el parche de menor tamaño".
El Dr. Fernández Moya también se ha referido a las ventajas de la presentación en nebulizador transdérmico: "La dosis es estable, en comparación con la formulación en gel; las concentraciones plasmáticas de estradiol son comparables a las obtenidas con los parches transdérmicos; se produce una mínima fluctuación de las concentraciones plasmáticas de estradiol a lo largo del día; no contiene adhesivos de acrilato, lo que evita la irritación cutánea y la dermatitis de contacto; la dermatitis de contacto por alergia al excipiente del nebulizador es infrecuente; no muestra reactividad cruzada con la hipersensibilidad del acetil salicilato; se puede aplicar en la misma zona todos los días, sin solapamientos de las nebulizaciones diarias; y no produce signos visibles de uso".
Según el jefe de servicio del Hospital Nisa-Vithas Pardo de Aravaca, el estradiol en monoterapia es adecuado para el tratamiento de los síntomas de déficit estrogénico en mujeres posmenopáusicas histerectomizadas. En mujeres con útero intacto, se debe combinar con un progestágeno.
Además, el nebulizador transdérmico, ha concluido el Dr. Calaf,  "garantiza todavía más la seguridad y eficacia", ya que al disminuir la contribución de la usuaria al uso del producto, aumenta la seguridad al reducirse el riesgo de mal uso, y simultáneamente se garantiza la eficacia al favorecer una absorción adecuada frente a las alternativas que se pueden prestar a una absorción deficiente motivada tanto por despegamiento del parche como por la mala extensión del gel.

Entradas populares