4/5/17

UNIVERSIDADES INVESTIGACIÓN Equipo de la UCM halla bacteria resistente al antibiótico de último recurso.

El estudio revela que la bacteria portadora del mecanismo de resistencia, la Klebsiella pneumoniae, asociada a las infecciones hospitalarias, "probablemente ha sido y está siendo introducida repetidamente en los hospitales", según el profesor de Microbiología Bruno González, de la Facultad de Veterinaria de la UCM.
Se trata de una bacteria asociada a enfermedades como neumonía, septicemia, meningitis e infecciones en heridas e incisiones quirúrgicas. De hecho, las dos cepas de Klebsiella pneumoniae descritas en el estudio han resultado "pertenecer a dos clones diseminados por hospitales de todo el mundo", explica la UCM en un comunicado.
Los investigadores empezaron caracterizando bacterias aisladas en perros en el Hospital Veterinario de la Complutense para estudiar su resistencia a los antibióticos empleados por veterinarios, y posteriormente decidieron determinar su resistencia a antibióticos usados contra patógenos humanos.
"Y así comprobamos el inesperado resultado: las bacterias eran resistentes a la tigeciclina, uno de los últimos recursos antibióticos para los seres humanos, que se utiliza exclusivamente en los hospitales de humanos", explica el profesor.
Estas bacterias "son patógenos humanos que han llegado a ser capaces de colonizar perros y mantener la resistencia a la tigeciclina", afirma González Zorn. "Probablemente se hicieron resistentes a la tigeciclina en el ambiente hospitalario, ya que los animales no habían sido tratados con tigeciclina".
El hallazgo muestra "la adaptación de las bacterias desde los humanos a los animales, aumentando la propagación de los mecanismos de resistencia contra una de las últimas opciones terapéuticas para infecciones multirresistentes en los seres humanos", escriben los autores del trabajo publicado en "Antimicrobial Agents and Chemotherapy" de la Sociedad Americana de Microbiología.
"Eso plantea la posibilidad de que los dueños de mascotas y otros en estrecho contacto con ellas puedan infectarse con patógenos hospitalarios multirresistentes", añade González Zorn.
Los investigadores están ahora secuenciando el genoma completo de la bacteria para determinar en qué hospital se originaron las cepas multirresistentes de K. pneumoniae.
"El tratamiento con antibióticos en los animales de compañía debe hacerse con cuidado y minimizarse lo máximo posible, al igual que con los seres humanos y los animales de producción", concluye el investigador principal.
La resistencia a antibióticos es la amenaza más importante para la salud pública a nivel mundial, según las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud. EFE.


Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...